Limpieza de las hojas de las plantas
Cuando nos preocupamos de los cuidados de las plantas siempre empezamos por estar pendientes del riego, de la luz, humedad, abono y un par de cosas más. Algo muy importante que no tiene en cuenta mucha gente es la limpieza de las hojas, imprescindible para poder mantenerlas sanas y con buena estética.

Cuando las hojas se ensucian suelen cubrirse de un polvillo y suciedad, lo que provoca que absorban menos luz y que la fotosíntesis sea menos eficiente de lo que debería. A continuación te doy unos cuantos consejos para limpiar las hojas de las plantas y que así puedas tenerlas siempre perfectas. Toma nota:

– Cada tipo de hojas tiene una forma especial de limpiarse y es algo que nunca debes descuidar en ninguna planta, especialmente si vives en una gran ciudad ya que los niveles de contaminación son mucho más altos que en cualquier otra zona residencial.

– Las plantas que tienen hojas grandes y brillantes se tienen que limpiar con una esponja o un paño humedecido en agua fría y con unas gotitas de detergente biodegradable. Aunque en algún sitio hayas oído que se puede utilizar cerveza, vinagre o leche, lo mejor es que lo evites totalmente y que tampoco utilices aceites de cocina para darles brillo ya que se estropearían.

– Si tienes cactus o alguna planta que tenga las hojas aterciopeladas, utiliza un cepillo que tenga las cerdas muy suaves para retirarles el polvo y toda la suciedad que puedan tener acumulada. Los cepillitos para bebés son ideales para esto.

– Por últimos, si tienes plantas con hojas pequeñas, la mejor forma de limpiarlas es rociándolas con un pulverizados hasta que consigas eliminar la suciedad acumulada. No lo hagas desde muy cerca para no dañarlas.