Limpieza de las plantas de interior
Siempre decimos lo importante que son los cuidados para el buen desarrollo de las plantas, y es que de nada vale comprar o plantar especies preciosas si a los dos días se van a pudrir porque o no les hemos dado los cuidados necesarios o sencillamente hemos “pasado” de cuidarlas.

Las plantas, al igual que cualquier ser vivo, necesita una rutina de cuidados y limpieza para poder estar en todo su esplendor, así que hoy me gustaría centrarme en la limpieza de las plantas y en cómo debe hacerse para que queden perfectas. Toma nota de estos consejos para limpiar las plantas de interior:

– Es muy importante que realices una limpieza de forma regular en tallos y hojas ya que es muy beneficiosa tanto por estética como por salud. El polvo que se acumula en las hojas suele taponar los poros por donde reciben oxígeno, así que hay que tenerlas siempre impecables para que no sufran en ese sentido.

– Utiliza un paño humedecido para limpiar la planta y hazlo con mucho cuidado para no romper ninguna rama, hoja o cualquier otro elemento. Después de quitar bien todo el polvo pulveriza con agua que no esté muy fría para que se queden bien limpias.

– Si la planta no tiene mucho polvo o suciedad es suficiente con que pulverices ya que en casi todas las especies eso sirve para que se limpien solas.

– Hay algunas especies en las que no puedes utilizar ni un pulverizador ni un paño húmedo ya que tienen una pelusilla protectora que si la eliminas se pueden echar a perder. En esos casos debes utilizar un pincel suave y limpiarlas con mucha paciencia. Algunas de estas especies son la violeta africana, la begonia rex o el cuerno de alce.

– En algunos casos también puedes utilizar productos abrillantadores para que queden más resplandecientes y se vean con mucha más vida. Si vas a utilizarlos sigue siempre las instrucciones del fabricante.