Lirio de paz, una planta que no necesita sol
Uno de los denominadores comunes de los pisos situados en los cascos urbanos de las ciudades europeas es la falta de luz. Afortunadamente, hay muchas plantas que no necesitan sol para llevar su proceso de desarrollo, por lo que puedes disfrutar de ellas aunque tu casa no cuente con demasiada luz natural. Lógicamente, estas especies necesitan un mínimo de claridad, aunque en penumbras también prosperan.

Una de estas plantas es el lirio de paz, muy apreciado por contribuir con la purificación de los amientes o el aire de sustancias como benceno y el formaldehido. ¿Quieres descubrir más acerca del lirio de paz? ¡Pues a continuación te damos nuevos datos!

Disponible en muchos tamaños

También llamada espatifilo o cuna de Moisés, esta planta procede de las selvas tropicales de América Central y del Sur. La planta está disponible en muchos tamaños, por lo que podrás escoger la que más te convenga para tu hogar.

Lirio de paz, una planta que no necesita sol

Una flor muy bonita

El lirio de la paz no es solo una de las plantas de interior más populares por su fácil mantenimiento, sino porque tiene una flor muy bonita. De hecho posee florescencias de color blanco que se asemejan a las flores del género anthurium. Además, es conocida por sus hojas vidriadas.

Cuidados

Si quieres que tu lirio de paz se desarrolle en perfectas condiciones, lo mejor es que coloques la planta en una ubicación cálida, lejos de la luz solar directa. Tendrás que regar con agua destilada o de lluvia para que la tierra se mantenga húmeda. Lo mejor es llenar un rociador y regar la planta diariamente. También es importante que le añadas fertilizante soluble en agua una vez al mes, además de limpiar las hojas semanalmente con una toalla húmeda.