Los bonsais: Introducción y poda
Los bonsais son árboles de especies corrientes, pero cultivados en una maceta. Se piensa que el cultivo de los bonsais nació en Japón por la etimología de la palabra (en japonés “bon” significa maceta y “sai” árbol), pero fue en China donde su cultivo alcanzó una popularidad enorme entre los grandes señores.

Los orígenes del bonsai se pierden en el tiempo, aunque dicen algunas leyendas que su cultivo se inició en China hace más de mil años, promovido por el taoísmo. Los taoístas piensan que todo ser tiene su chi o energía interna; así, las montañas, los árboles y las piedras tienen su energía. Parece ser que pensaban que los ejemplares diminutos poseían chi en su forma más concentrada. Se dice que también creían que una forma retorcida y nudosa representaba los cuerpos de los que habitaban el mundo de los espíritus, en el cual habrían alcanzado una edad avanzada. Pero como dije, todo esto son leyendas.

Para controlar el bonsai y darle la forma deseada hay que podarlo regularmente. Si hemos empezado recientemente a cultivar bonsais seguro que la poda nos impone mucho respeto, pues pensaremos que vamos a provocar en el arbolito un daño irreparable o incluso dañarlo. Pero no pasa nada: la poda es esencial para que el bonsai crezca fuerte y adopte formas maravillosas.

Los arbolitos irán creciendo y hay que controlarles. Es en primavera cuando suelen aparecer vástagos en las puntitas de las ramas y en las yemas situadas a los lados de estas.

Para conservar el tamaño del árbol, hay que eliminar los vástagos cuando se alargan, dejando apenas una o dos hojas en la base. Sin embargo, para estimular el crecimiento en una sola dirección, se debe cortar el vástago justo por encima de una hoja que crezca en el sentido que se desea el crecimiento futuro. Un nuevo vástago crecerá a partir de la yema latente situada en la base de la hoja en la dirección requerida.

La mayor parte de estos cortes, que se realizan durante la época de crecimiento, se pueden hacer con el índice y el pulgar, aunque a veces es necesario el uso de podadoras (las hay especiales para bonsais).