males-aromaticas

A pesar de que las aromáticas no son propensas a sufrir plagas y enfermedades (incluso se pueden cultivar de acompañantes como prevención), no están totalmente a salvo de ciertos problemas. Algunos hongos como la roya o los hongos del suelo e insectos del tipo de las cochinillas o la mosca de la zanahoria pueden invadirlas en determinados momentos, por ejemplo cuando están hacinadas. Además, resultan muy sensibles a las bajas temperaturas y las malas hierbas pueden aparecer junto a ellas. Para mantenerlas sanas, lo mejor es la prevención.

Las aromáticas que se cultivan en invernaderos pueden sufrir el ataque de cochinillas. La mosca de la zanahoria ataca al eneldo, cilantro y perifollo y la mosca del apio al perejil. Cuando las aromáticas crecen en el jardín o en grandes macetones pueden ser invadidas, a partir de la primavera, por hierbajos. Las malas hierbas, además de afear la estética de los macizos de aromáticas, competirán con ellas por la luz, el agua y los nutrientes del suelo, y no crecerán bien. Para evitar su aparición se puede cubrir el suelo con una malla geotextil; también conviene realizar de vez en cuando binas y escardas para eliminar la maleza de raíz. Además, es importante antes de plantarlas limpiar bien el terreno con el objetivo de eliminar todas la malas hierbas que existan.

Tampoco se libran de los hongos, que se desarrollan si la humedad es alta, y atacan a la raíz y a la base del tallo, provocando su pudrición y muerte. Las manchas marrones y los bultos parecidos a verrugas en la menta o el cebollino son síntomas de roya. Otros hongos como mildiu y oídio, pueden invadir caléndulas, albahaca, consuelda o té de Pensilvania, entre otras.

Para combatir a insectos y hongos que invadan a las aromáticas es preferible acudir a las soluciones biológicas. Las infusiones de camomila son ideales contra el oídio de la malva; contra diversos hongos del suelo pueden atacar a la melisa y a la menta, es muy eficaz la decocción de helecho. El caldo bordelés es un eficaz antídoto para prevenir mildius, podredumbres del cuello, mohos y otros hongos. Con jabón natural se hacen líquidos contra pulgón y mosca blanca. Ademas, contra las insectos también es adecuado instalar trampas adhesivas, de venta en centros de jardinería, viveros y tiendas de fitosanitarios.