Macetas orgánicas
En los últimos años, y muy especialmente en el último año, están saliendo al mercado un montón de productos biodegradables y orgánicos para que todos podamos contribuir a la protección del medioambiente y que nuestra vida diaria afecte en la menor medida posible a la naturaleza y a todo lo que nos rodea.

Si tienes un jardín o te gusta poner plantas en casa, una gran opción para que las pongas son las macetas orgánicas, mucho mejores que las de plástico que empiezas a acumular y que cuando las tiras pasan años hasta que se destruyen completamente a no ser que se incineren, incluso aún siendo biodegradables. Si te gusta tener en cuenta estas cosas para proteger el medioambiente, te doy unos cuantos detalles de las macetas orgánicas:

– Se han hecho muy populares entre los jardineros orgánicos y están hechas de fibra de coco, virutas de madera, cáscara de arroz o algas. Incluso hay algunas que puedes hacer tú misma, un día de estos te daré unos cuantos consejos para que sepas cómo hacerla.

– Hay dos tipos de macetas orgánicas: las que se descomponen poco a poco y las que duran hasta 3 años y son mucho más rígidas y de mejor calidad. Todo depende de qué estén hechas ya que hay materiales que pueden soportar mejor la humedad, el viento o el calor que otros.

– Las macetas de fibra de madera comprimida pueden durar casi un año hasta que empiezan a descomponerse y son la alternativa ideal a las macetas plásticas, además de que su duración es genial porque cada año es cuando hay que ir cambiando la decoración, así que puedes aprovechar para comprar otros diseños y darle otro toque a tu jardín o a tu hogar.