Mantén alejadas a las avispas y a las abejas de tu jardín
Conozco a personas que tiene auténtica fobia a las avispas y a las abejas, de esas fobias que te paralizan y no te dejan ni mover. Realmente no soy partidaria de matar a insectos porque igual que todos los seres vivos de nuestro planeta (incluidos los seres humanos) tiene derecho a vivir y a que se les respete su vida igual que la nuestra. Pero no podemos negar el hecho de que nos dé algo de miedo el verlas ya que por defenderse pueden atacarnos y hacernos daño.

Pero afortunadamente existen algunas formas de mantener alejadas a las avispas y a las abejas sin tener que matarlas pudiendo así respetar su derecho a vivir pero estando lejos de nosotros. Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que no se acerquen a tu jardín y podáis vivir en paz sin entrar en la lucha de poder entre especies.

Con agua y jabón

Soy una persona que estoy en contra de los insecticidas para matar a otras especies y además son nocivos para ti, para tu familia y para tus plantas ¿realmente son necesarios? Yo creo que no y por eso te invito a que en lugar de utilizar insecticidas químicos te decantes por usar agua y jabón.

Es tan fácil como usar un par de chorros de jabón para lavar los platos en dos litros de agua y echar esta mezcla en la colmena (usa ropa que te proteja de las posibles picaduras cuando las avispas o las abejas intenten defender su hogar) y sal lo antes posible de allí, las avispas dejarán su nido porque se habrá convertido en inhabitable para ellas, aunque desafortunadamente alguna podría morir ahogada. También servirá si utilizas agua y en lugar de jabón echas vinagre.

Mantén alejadas a las avispas y a las abejas de tu jardín

Con plantas

Las plantas y las especias también son un buen remedio para alejar las avispas y las abejas de tu jardín sin necesidad de matarlas. Hay plantas como el eucalipto o la menta que hará que se alejen porque su aroma simplemente no les gusta.

Con agua y una moneda

Este método es el que más me gusta porque las aleja y no les hace daño. Tan sólo con una bolsa de agua transparente y con una moneda dentro será más que suficiente. ¡Sólo tendrás que colgarla en aquellos lugares que no quieras que se acerquen! Parece ser que la bolsa con la moneda les da miedo porque les parece una amenaza y prefieren huir.