Cómo tener y mantener flores secas
Las flores frescas y naturales suele ser una parte muy importante dentro de la decoración de la casa ya alegran el ambiente y dan bastante vida al hogar. Sin embargo las flores secas cada vez son más populares y empiezan a formar parte de la decoración de muchos de los hogares españoles.

Aunque pueda parecer algo complicado a primera vista y muy difícil de hacer, si te apetece secar flores enteras no te preocupes porque con un poco de paciencia y siguiendo una serie de pasos, podrás disfrutar de dichas flores durante todo el año y sin necesidad de prestarle demasiados cuidados como es el caso del riego o del abono.

Consejos generales

Antes de empezar a secar las flores debes prestar atención a una serie de consejos generales. En primer lugar debes recordar que las flores que vayas a mantener secas deben recogerse justo antes de que se abran totalmente y en un tiempo seco sin nada de lluvia. Lo más aconsejable es hacerlo a media mañana cuando la humedad ha desaparecido de las mismas y se encuentran totalmente secas. También puedes optar por recoger hojas que encuentres en el bosque ya que servirán para elaborar la base del ramo. De esta forma puedes coger hojas de árboles típicos de los meses otoñales como el ciprés, el haya, el arce o la hiedra.

Plantas ideales para ser secadas

Acto seguido voy a hablarte de aquellas plantas que son ideales para ser secadas. Dentro de la familia de las vivaces las mejores para ser secadas son la hortensia, la amapola o la rosa. Las plantas aromáticas como el tomillo, el laurel o la salvia también son perfectas para secar y formar bonitos ramos. Los bulbos como es el caso de las dalias o los gladiolos también son buenas plantas para poder secar.

Cómo tener y mantener flores secas

Cómo secar las flores

A la hora de secar las flores debes escoger un lugar que sea fresco y con sombra para suspender dichas flores en pequeños ramos o una a una. Es importante el quitar las hojas de la parte inferior del tallo a flores como las rosas o las dalias. En el caso de las hierbas de la Pampa y las espadañas deben secarse en un jarrón después de haberlas pulverizado con un poco de laca.

Existen otras técnicas de secado como es el caso de la deshidratación con sal de sílice que consiste en cubrir las flores con dicha sal junto con un poco de glicerina que sustituye al agua. El prensado es otra de las técnicas más usadas a la hora de secar las flores. Para ello debes de coger las flores y colocarlas dentro de un libro y en media de las hojas del mismo. A parte de estas técnicas más sencillas y otra mucho más elaborada como es el caso del secado en prensa. El resultado de dicha técnica es bastante eficaz aunque resulte un poco más complicada de hacer.

Como un último consejo que debes conocer a la hora de conservar en perfecto estado las flores secas, consiste en colocar las mismas en un armario y suspender los ramos de la barra en la que se encuentran las perchas. Las flores debes dejarlas sueltas y guardadas en pequeñas cajitas para una perfecta conservación.

Espero que hayas tomado muy buena nota de todos estos consejos a la hora de secar las flores y elijas la técnica de secado que más te guste. Las flores secas son elemento decorativo perfecto para usar en los meses de otoño por lo que no lo dudes más y opta por este tipo de decoración para darle un toque original y diferente a toda tu casa.