mantener-limpio-1

Durante el otoño se producen cambios en el comportamiento del jardín. Las hojas de los árboles caducos comienzan a caerse, las plantas van necesitando menos riegos, el césped frena su crecimiento, etc.. Uno de los aspecto más importantes a tener en cuenta durante esta estación es la limpieza. De nada sirve poner todo nuestro empeño en mejorar el jardín durante la primavera y el verano si luego abandonamos su mantenimiento al llegar la época fría. Con los siguiente consejos nos garantizaremos el poder disfrutar todo el año del nuestro pequeño vergel.

mantener-limpio-2

Para empezar, es cierto que una ligera capa de hojas sobre el césped hace muy bonito. Pero en cuanto consideremos que es excesivo recurriremos a una aspiradora de jardín, que recoge y tritura. Si disponemos de una gran superficie que mantener da mejor resultado una sopladora, que arrincona el follaje seco con gran rapidez. Podemos acumular las hojas en alguna zona para compostaje o bien recogerlas de una manera sencilla

mantener-limpio-3

Las ramas resultan más incómodas que las hojas ya que su aspecto es menos estético y su recogida bastante más engorrosa. Nuestra mejor opción es recurrir al barrido con escoba de púas o de césped. El soplado, cuando el tamaño de las ramas y la potencia de la máquina lo permitan, también puede ser utilizado. Para el transporte lo mejor es preparar las ramas previamente, ordenándolas en una sola dirección y luego atarlas con cuerdas finas y resistentes, como el bramante de cáñamo.

mantener-limpio-4

Si queremos colaborar a la salud de nuestros árboles es mejor podar antes de que llegue la época de mayor frío. De esta forma daremos tiempo a que las células encargadas de cicatrizar las heridas se desarrollen y cierren los cortes. No conviene cortar hasta que no estemos seguros de que no volverá el calor ya que pueden crecer nuevos brotes y podemos perjudicar a la planta. Utilizaremos una motosierra para trocear de manera adecuada la leña si fuera necesario, a fin de poder utilizarla para la chimenea o la barbacoa.

mantener-limpio-5

Todos los residuos vegetales del jardín pueden transformarse en compost. Algunos precisan de más tiempo o una previa preparación, para lo que usaremos una trituradora. Las últimas siegas del césped pueden echarse en los alcorques, para que actúen como acolchado. De esta forma mantendremos la temperatura de la tierra y aportaremos algo de materia orgánica. En la compostera lo importante es la fermentación por lo que es necesario un buen estratificado y, si fuera necesario, recurrir a productos que faciliten la descomposición, para tener el mejor abono casero en la primavera.