Mantenimiento del césped artificial
Es decorativo, fácil de mantener y de lo más vistoso para nuestro jardín: El césped artificial es una solución perfecta para aquellos que desean tener un espacio exterior hermoso sin necesidad de gastar demasiado tiempo o dinero.

Este tipo de césped tiene muchísimas ventajas que van desde su fácil limpieza, su nula necesidad de riego o el hecho de que no crezca jamás manteniéndose siempre en perfecto estado.

No obstante, para mantener tu suelo siempre a punto no debes descuidar también algunas tareas de mantenimiento. A continuación te dejamos algunas de las más importantes:

Mantenimiento del césped artificial
– Limpieza: El polvo que se acumula en la superficie, los excrementos de distintos animalitos, las flores y hojas que caen, el derrame de líquidos… Son muchas las cosas que pueden ensuciar la superficie de tu suelo. Para eliminar la mayoría de ellos de una forma fácil y rápida bastará con un buen regado de manguera, pero para sacar las hojas secas deberás hacerlo con un rastrillo de púas de plástico (jamás metálico).

– Cepillado: Los pelitos de tu césped también deben ser peinados con regularidad si no quieres que sus fibras comiencen a chafarse irremediablemente tras el paso de las personas. Para evitarlo peina a contrapelo las fibras del césped con un cepillo de barrendero.

– Riego: Aunque parezca una tontería puesto que este césped no debe crecer esta tarea es importantísima en verano cuando las temperaturas hacen que el suelo se sobrecaliente resultando incómodo y perdiendo parte de su brillo. Un breve riego por aspersión durante las mañanas de verano será suficiente.

– Malas hierbas: No importa que ya tratases el suelo bajo tu césped sintético con herbicidas para prevenir las malas hierbas, porque con el tiempo en la mayoría de los casos vuelven a aparecer (especialmente en los bordes). Si esto ocurriera bastará con eliminarlas de forma manual y utilizar después cualquier tipo de herbicida diluido en agua sobre la superficie afectada.