Más vale que falte riego que un exceso de agua
Como ya sabes, el verano no es la mejor época para tus plantas, ya que pueden padecer calor y sequedad debido a las altas temperaturas, lo que además de provocar el ataque de microorganismos peligrosos, en casos extremos puede llegar a la muerte.

Por eso, cuando llega esta época del año es importante tener mucho cuidado del riego, pensando en aspectos como qué vamos hacer con las plantas cuándo nos vayamos de vacaciones o qué frecuencia de riego necesitan las plantas en verano. Como en otras ocasiones ya te hemos dado respuesta a cuestiones como éstas, hoy vamos a hablarte del exceso de riego, que aunque no lo creas, puede ser peor que la falta de agua, así que ya sabes, no te pierdas nada de lo que viene a continuación.

Puedes perder el ejemplar

Aunque no lo creas, en la mayoría de casos es mejor la falta de riego que el exceso de agua. ¿Sabes por qué? ¡Pues muy sencillo! Si riegas demasiado o se produce un encharcamiento, es posible que puedas incluso perder el ejemplar en cuestión.

Más vale que falte riego que un exceso de agua

Desperdicio de nutrientes esenciales

Además, el exceso de agua puede provocar otros problemas. Por ejemplo, debes tener en cuenta que el agua que desecha la planta arrastra consigo muchos nutrientes que el ejemplar necesita. Por ese motivo, es importante dejar siempre un recipiente debajo de la maceta. Si lo haces, podrás recoger un agua muy beneficiosa que puedes volver a utilizar. En el caso del jardín no podrás recuperar esta agua beneficiosa, ya que los nutrientes son arrastrados a gran profundidad.

Si quieres que tus plantas sobrevivan al verano, pon en práctica todos los consejos que te hemos ido dando en Jardín Plantas. ¡Te serán de gran ayuda!