Materiales alternativos para unas macetas originales en tu jardín
Hay muchas macetas en el mercado que puedes utilizar para dar cobijo a tus plantas y para decorar tu jardín. Puedes comprarlas y gastarte el dinero o utilizar tu ingenio para conseguir unos resultados excelentes. Además si eres una persona a la que le gusta reciclar y tener ideas creativas para decorar tu hogar y además cuidar y respetar el medio ambiente, las ideas que hoy te propongo seguro que te gustarán ¡y mucho!

Además tener unas macetas originales en tu hogar hará que se vea tu jardín mucho mejor, más creativo y con mucha personalidad. En ocasiones sólo tienes que dejar rienda suelta a tu imaginación y a tu ingenio, pero si crees que te falta originalidad, no pierdas detalle de las siguientes ideas porque seguro que te ayudarán a encontrar la inspiración que crees que no tienes.

En botas de agua

Las botas de agua son una gran idea para decorar tu jardín y utilizarlas como macetas. Gracias a sus características puedes ponerlas en cualquier lugar para adornar, pero también si quieres puedes colgarlas en alguna pared para que con sus colores vistosos alegren la vista.

Pero si el color que tiene tu bota de agua no te gusta o te parece demasiado aburrido, no debes preocuparte porque puedes comprar pintura impermeable y pintarla del color que más te guste ¡y que encaje con la decoración de tu jardín!

Haz varios agujeros en la parte inferior de la bota de agua para que el agua pueda drenar bien y no dudes en poner tierra y plantar bonitas flores. ¡Quedará precioso!

Materiales alternativos para unas macetas originales en tu jardín

Latas

Las latas ya son un clásico para poder tener macetas creativas y recicladas, porque son estupendas para que puedas pintarlas a tu gusto y poder agujerearlas por el fondo para que drene bien. Da igual la forma o el tamaño de la lata, estoy segura que encontrarás donde ubicarla y cómo adornarla.

En cestas

Las cestas de mimbre o cualquier tipo de cesta también pueden ser una gran alternativa a las macetas tradicionales. Para poder hacerlo tendrás que cubrir el fondo con una bolsa con agujeros (agujerear también la cesta), llénala de tierra, planta la flor que quieras y espera que crezca. ¡Sencillo!

Bolsas de tela

Si en el supermercado te han dado cestas de tela y ya tienes bastantes en casa… ¡puedes usarla como maceta! Es fácil porque sólo tienes que rellenarla de tierra después de hacer los agujeros en la parte inferior. Las asas de la bolsa te ayudarán poder transportarla con facilidad a cualquier parte de tu jardín.