El Meló d’Or, una variedad de melón que está viviendo una época dorada
Hace más de 700 años que se cultiva, pero actualmente está viviendo una época dorada. Nos referimos al “Meló d’Or”, de Ontinyent (Valencia), una variedad autóctona de melón que ha duplicado su producción y los mejores restaurantes de España lo han introducido en la carta.

Fue en 2012 cuando se creó esta marca de calidad, con la intención de activar la recuperación y la promoción de esta particular variedad de melón, que se caracteriza por ser amarilla, tener una carne blanca, dulce y compacta y un gusto exquisito.

En tierras de Secado al sur de Valencia

El cultivo del Meló d’Or, en tierras de secano del sur de Valencia, comienza en febrero y su recolección tiene lugar entre agosto y septiembre, aunque puede llegar a conservarse hasta abril. Para que esto ocurra, los productos recomiendan colgarlo, con el cordel que lo acompaña, en un lugar fresco y seco.

El Meló d’Or, una variedad de melón que está viviendo una época dorada
Gracias al éxito del proyecto Meló d’Or se ha puesto en valor un producto tradicional de características genéticas únicas y se han recuperado modelos de cultivo tradicionales y sostenibles.

Producción para fines comerciales desde 1973

Ya en 1973, según constatan los estudios realizados en el archivo municipal de Ontinyent, el botánico Antonio Cavanilles anotó en su cuaderno de observación que en dicho municipio se producía aproximadamente 270.000 unidades de esta variedad, lo que corrobora que en esta época ya se producía esta variedad para fines comerciales.

Próximamente en toda España

La sección hortofrutícola de la Cooperativa de Ontinyent es la encargada de su comercialización bajo su distintivo de calidad. Por el momento se vende en establecimientos de la zona, aunque en vista de su éxito, posiblemente pronto llegue a más lugares de España.