Métodos de instalación del césped
Como sabes, el césped, ya sea de manera natural o artificial, está presente en un montón de lugares de nuestro entorno. Podrás encontrarlo en parques, piscinas, terrazas, instalaciones deportivas… En fin, podríamos decir que ocupan un papel muy importante a nivel decorativo.

De hecho, es muy posible que tú mismo estés planteándote ponerlo en tu propio jardín. Si es así, primero debes decidir qué prefieres, césped natural o césped artificial. Para ponértelo más fácil, el otro día te hablamos sobre el mantenimiento del césped natural y hoy queremos explicarte cómo se instalan ambos tipos de césped.

Métodos de instalación del césped

Césped natural

La instalación de césped natural es más sencilla que la del artificial. Si te has decidido por este tipo de césped, debes saber que puedes escoger entre dos opciones de instalación. La primera de ellas consiste en la colocación de tepes, porciones de tierra con césped que se disponen sobre el terreno.

La segunda es a través de la siembra, con una distribución uniforme de las semillas. A pesar de que no requiere de maquinarias ni herramientas complejas, no es tan sencillo realizar la tarea perfectamente para conseguir resultados correctos. Eso sí, en cualquiera de las dos opciones es importante no pisar esa superficie durante varias semanas para que el césped crezca y se afiance.

Métodos de instalación del césped

Césped artificial

Por el contrario, el césped artificial requiere una instalación profesional, trabajo que normalmente te ofrece la misma empresa que fabrica o comercializa el producto.

La duración de la instalación del césped artificial suele durar entre dos y tres días, dependiendo de la superficie total del lugar. En este caso, los profesionales retiran la maleza y las raíces del terreno y después la rellenan de grava y arena. Para finalizar se pone el césped sobre el terreno nivelado y un riego abundante para que se asiente.