¿Mis plantas no tienen suficientes nutrientes?
Hay personas que empiezan en el mundo de la jardinería muy contentos para tener sus plantas, su flores o sus propios alimentos cultivando hortalizas. Pero en ocasiones, se pueden sentir abrumados cuando comprueban que sus plantas no están sanas aunque les hayan puesto mucho empeño y cariño en sus cuidados. Que una planta no esté sana puede ser por muchos factores, entre ellos que no tienen suficientes nutrientes.

Debes tener en cuenta que no todos los problemas de las plantas son causados por insectos o por enfermedades. A veces una planta enferma está mal porque tiene deficiencia de nutrientes, e incluso puede que tenga todo lo contrario ¡demasiados nutrientes! Cualquier deficiencia de nutrientes de las plantas harán que las plantas se muestren diferentes y se suele apreciar rápidamente mirando las hojas de las plantas. A continuación te quiero dar algunas orientaciones para saber si tu planta no tiene suficientes nutrientes.

Comprueba qué ocurre

Para saber si tu planta no está recibiendo los nutrientes suficientes, primero tendrás que descartar otras causas por las que posiblemente haya enfermado, ya que en muchas ocasiones las plantas pueden tener síntomas similares y la realidad es que es una combinación de problemas lo que le causa estar enferma. Para asegurarte que no hay otros problemas tendrás que mirar que no tiene insectos u otras enfermedades.

La decoloración del follaje de las plantas o unas hojas demasiado débiles pueden ser también causadas porque el suelo es demasiado húmedo o demasiado seco como para que las raíces tengan un buen crecimiento.

El frío o el calor extremo también pueden ralentizar el crecimiento de las plantas, la floración o la fructificación.

¿Mis plantas no tienen suficientes nutrientes?

Demasiado fertilizante

Utilizar fertilizante en exceso también puede hacer que las plantas se deterioren. El exceso de fertilizante puede hace que las plantas parezcan quemadas e incluso puede hacer que se marchiten, aunque tenga la planta un riego óptimo.

Los nutrientes

Las plantas necesitan una mezcla de nutrientes para poder estar saludables. Estos nutrientes que necesitan deben tener grandes cantidades de macronutrientes, como por ejemplo: nitrógeno, potasio, fósforo, calcio, azufre o magnesio.

Además también existen nutrientes (micronutrientes) adicionales que son importantes para el crecimiento saludable de las plantas, pero en este caso tendrán que ser en cantidades mucho más pequeñas que los macronutrientes. Los micronutrientes incluyen: boro, cobre, hierro, magnesio, molibdeno y zinc.

Los nutrientes deben llegar a las raíces con agua suficiente para que desde la tierra puedan alimentar a las plantas. Por este motivo el agua resulta fundamental para la nutrición de las plantas así como que el pH del suelo en el que se cultiva sea el adecuado, sino de lo contrario la planta no podrán alimentarse de los nutrientes aunque el suelo tenga buenas condiciones.