Motivos para cultivar palmeras
Ampliamente utilizadas para la decoración de interiores y para el paisajismo en exteriores, las palmeras son uno de los ejemplares favoritos de muchas personas gracias a su hermosa apariencia tropical así como a las variadas ventajas que puede suponer su cultivo.

Sí, porque especialmente cultivado en jardín cualquiera de estos ejemplares es una buena opción… ¿por qué hacemos tal afirmación? Echa un vistazo a lo que te contamos y probablemente nos darás la razón.

Estos son algunos de los principales motivos por los que decidirse por una palmera es una buena opción:

– La variedad de ejemplares entre los que puedes elegir es de lo más variada, por lo que seguro que encuentras una que automáticamente se convertirá en tu favorita. Algunos de los ejemplares más cultivados en España son el Palmito, el Palmito elevado o la Wachingtonia.

Motivos para cultivar palmeras
– Se trata de una de las coníferas que menos mantenimiento necesita; este tipo de árboles suelen requerir un riego regular y poca cantidad de abono, por lo que podría desarrollarse de una forma hermosa, fuerte y saludable sin demasiados esfuerzos por nuestra parte.

– Aunque podría suceder, las palmeras son ejemplares que no acostumbran a verse afectadas de gravedad por plagas o enfermedades.

– No debes temer la caída del follaje en otoño, pues sus grandísimas hojas harán que la tarea sea tan fácil que podrás recogerlas con tus propias manos y olvidarte del rastrillo. Además, sus hojas no tienen por qué caerse solo en esta época del año.

– La mayoría pueden crecer en casi todo tipo de suelos, por lo que tampoco son demasiado exigentes en este sentido. No obstante, es probable que tu palmera se desarrolle mejor en suelos arenosos.

Después de todo lo anterior seguro que hemos conseguido convencerte, ¡así que no esperes más para ponerte manos a la obra!