Muebles de fibra para el jardín
Aunque en Jardín Plantas no solemos hablar sobre los muebles de exterior, lo cierto es que son elementos fundamentales para el jardín, ya que te permiten disfrutar del aire libre y de las estupendas vistas que ofrecen las plantas, los árboles y las flores que has cuidado durante tanto tiempo.

A la hora de amueblar tu jardín podrás optar por diferentes materiales, aunque hoy queremos hablarte de uno de los más habituales en los jardines: la fibra. ¿Quieres conocer más acerca de este material? ¡Pues no pierdas detalle de lo que te contamos a continuación!

Muebles de fibra natural

Los muebles de fibra natural son acogedores, cálidos y muy versátiles, pudiéndose utilizar tanto para el exterior como para el interior. Además, podrás escogerlos tanto en sus colores originales como ligeramente teñidos para ofrecer una mayor protección.

Muebles de fibra para el jardín
Para conservar los muebles de fibra natural en las mejores condiciones deberás adoptar una serie de medidas: no dejarlos expuestos al sol y la lluvia para que no se decoloren ni se produzcan marcas realizadas por agua al secarse; secarlos cuanto antes con un paño seco si se mojan; y eliminar el polvo utilizando un trapo ligeramente humedecido con productos jabonosos neutros.

Muebles de fibra sintética

En el mercado también encontrarás muebles de fibra sintética, que están expresamente diseñados como muebles de jardín, ya que son muy resistentes al sol y a la lluvia. Sin duda, se trata de una alternativa ideal para disfrutar del jardín, aunque al igual que los muebles de fibra natural, también deben estar sometidos a determinados cuidados. Eso sí, más sencillos. Así, para limpiarlos solo necesitarás agua, jabón y un cepillo, aunque para una limpieza más profunda puedes utilizar limpiadores específicos de materiales sintéticos. Además, es buena idea que una vez al año los limpies a fondo para mantener el tejido en buen estado: elimina la suciedad con un aspirador, usa una solución jabonosa neutra y déjalos secar al aire.