Multiplicación de arbustos por esquejes leñosos
La multiplicación por esquejes es una de las más empleadas en el caso de los arbustos, y consiste en coger una parte de la planta y conseguir que desarrolle raíces para formar un nuevo ejemplar. Se llama esqueje al trozo de hoja, tallo o raíz que se pone para que pueda enraizar y dar vida a un nuevo ejemplar, y principalmente son dos tipos de esquejes: leñosos y semileñosos.

Hoy me gustaría centrarme en la multiplicación por esquejes leñosos, que es la más común y una de las que mejores resultados ofrecerá. Se puede hacer en todos los árboles de hoja caduca pero también en algunos que son de hoja perenne.

Esquejes leñosos

Este tipo de esquejado se lleva a cabo especialmente en los arbustos de hoja caduca. En otoño o invierno se coge el material, cuando los arbustos ya están sin hojas, y se pueden plantar o guardar en plástico en la nevera para plantarlos cuando llegue la primavera. Debes cortar las ramitas de un año que tengan un grosor de unos 6-10 mm, repartiéndolas en trozos de unos 20-30 cm.

Multiplicación de arbustos por esquejes leñosos
El corte inferior hay que hacerlo justo por debajo de un nudo de las ramas, y el superior debe ser por encima de otro nudo. Elimina también las hojas y brotes sobrantes para evitar que la sudoración pueda secarlas. Los esquejes se plantan en recipientes cubiertos, aunque si las plantas directamente en el suelo podrá ser al aire libre. Utiliza un sustrato de arena con turba a partes iguales, o bien de perlita en lugar de arena. Antes de plantar los esquejes, moja la base con hormonas de enraizamiento para fomentarlo.