Orientación de las plantas de interior
Las plantas son una parte muy importante en la decoración de tu hogar, y siempre hay que elegir con todo detalle el lugar en el que las vas a ubicar para poder aprovechar al máximo la luz y que así se desarrollen correctamente. Para ello es muy importante que tengas en cuenta la orientación de las plantas, un aspecto clave para que el desarrollo sea el mejor posible.

De todas formas, aunque necesiten sol es muy importante que protejas las plantas de los rayos directos ya que hay muchas especies que pueden estropearse. Lo mejor es que sepas cómo orientar las plantas de interior y así que asegurarás de que aprovechas al máximo el potencial de cada una, ya que no todas tienen las mismas necesidades. Toma nota:

-Orientación al sur: Con esto te aseguras de que las plantas estén expuestas a la luz directa del sol durante todo el día, así que es genial para aquellas especies que necesitan luz directa como los cactus o las plantas suculentas. Aunque necesiten luz directa debes protegerlas con algún filtro en los meses de verano para que no se quemen.

– Orientación al este: De esta forma recibirán sol por la mañana y la luz indirecta el resto del día, lo que es muy bueno para las que no pueden soportar muchas horas de luz directa.

– Orientación al oeste: Con esta orientación recibirán el sol por la tarde y luz indirecta por la mañana, además de que el sol será mucho más fuerte y caliente que cuando está hacia el este. Es la orientación ideal para las plantas que solamente toleran un par de horas de sol al día.

– Orientación al norte: En este lugar recibirán mucha luz indirecta en verano pero no será suficiente en invierno, al menos para cualquier planta pero sí para las que necesitan luz indirecta.

Cualquier planta puedes cambiarla de orientación en cada época del año para poder aprovechar las características de cada uno de los puntos cardinales.