El pasaporte fitosanitario de las plantas
El pasaporte fitosanitario es para las plantas y se compone de una etiqueta y un documento que permiten que determinados vegetales circulen sin problemas en la Unión Europea. Es la garantía de que se han sometido a los controles y tratamientos fitosanitarios correspondientes y que no suponen ningún peligro ambiental para poder viajar con ellos.

Los productos que tienen obligación de tener este pasaporte para poder viajar son, entre otros, vegetales, semillas y todos aquellos bulbos que se vayan a plantar. Es decir, cualquier planta viva, cualquier parte viva de las plantas, ramas, árboles, flores o semillas de frutos, hortalizas, etc. También deben tenerlo las semillas que no se van a destinar a la siembra y aquellos productos de origen vegetal que no han sido transformados.

Tipos de pasaporte

– Pasaporte fitosanitario RP: las iniciales RP significan que el pasaporte se utiliza como documento de sustitución por parte del comerciante que va a recibir la mercancía, la cual se divide en partidas y cada una de ellas deberá llevar este pasaporte de sustitución.

– Pasaporte fitosanitario ZP: gracias a este documento, los vegetales pueden ser enviados desde cualquier punto de la Unión Europea a cualquiera de los destinos considerados Zonas Protegidas, que son aquellos a los que se pueden mandar si cumplen los requisitos.

Información de interés

El pasaporte fitosanitario de las plantas
Este pasaporte lo puede solicitar el productor, el comerciante o bien el que vaya a importar esos vegetales, que puedes ser tú si, por ejemplo, quieres comprar una planta en otro país para que te la envíen en tu casa. Este documento, en definitiva, certifica que los vegetales han pasado los controles pertinentes y que están libres de plagas o enfermedades. De tener alguna enfermedad o plaga, no podría enviarse ya que hay riesgo de contaminación ambiental o contagio.