Pasos para plantar árboles frutales
Mantener un jardín puede ser incómodo por el hecho de necesitar unos cuidados continuos y suponer un importante gasto para la economía del hogar y, sin embargo, las posibilidades que nos brinda consiguen que se nos olvide todo lo anterior.

Esto pasa especialmente con los árboles frutales, que no solamente decoran y aromatizan nuestros espacios exteriores sino que además nos permitirán probar deliciosos frutos naturales crecidos directamente gracias a nuestro propio cultivo.

No obstante antes de plantar uno de estos es importante que conozcas todos los pasos previos, por lo que aquí te dejamos una pequeña y resumida guía de lo que deberías hacer. ¡Esperamos que te sea de utilidad!

1. Especie: Dependerá del clima en el que te encuentres, la composición del suelo, el tamaño de las especies (que no deben desarrollarse más allá de las capacidades de tu jardín), de las condiciones lumínicas o la orientación, por ejemplo, aunque evidentemente tus gustos también contarán a la hora de tomar una decisión.

2. Polinizadores: La mayoría de frutales necesitan polinizadores, es decir, elementos vivos que les proporcionen el polen que necesitan para desarrollarse. Estos pueden ser pequeños insectos, animales u otros árboles y plantas, si bien existen también algunas especies autofértiles.

3. Patrones de injerto: Debes decidir la base donde fijar los injertos (yemas o tallos que junto al patrón harán nacer el nuevo ejemplar), que puede ser vigoroso o débil.

4. Preparar el terreno: No se hace un mes ni dos antes, sino que se recomienda hacerlo un año antes de la plantación en primavera u otoño. Hay que airear el terreno, añadir fertilizantes y abonar (con fósforo y potasio) para que el futuro árbol se desarrolle en las mejores condiciones posibles.

5. Compras: No solamente de las herramientas sino también del mismo plantón para cultivar, el injerto o el árbol ya formado. Piensa también que tienes la posibilidad de hacerlo en contenedor o a raíz desnuda.