Pérgolas de madera para el jardín
Uno de los elementos decorativos más bonitos que puedes añadir a tu jardín son las pérgolas, arcos o glorietas que le dan un toque original y sin duda algo “americanizado”. Probablemente las habrás visto en cientos de películas y series americanas, ya que creo que no hay un solo ciudadano de Estados Unidos que no tenga algo de esto en su jardín. Si dispones de sitio o puedes redecorar el jardín, te quedará divinamente.

Las pérgolas de madera suelen colocarse en los patios traseros o en la zona del jardín que quieras destinar al descanso o la reunión ya que lo hará más acogedor. Además, son el soporte ideal para cultivar plantas trepadoras y que te crezca una preciosa enredadera que te evitará tener que decorar la pérgola. Puedes también colgar alguna cesta y plantar ahí alguna de tus flores favoritas, le dará muchísima vida y transformará una esquina del jardín en tu lugar preferido. Si además puedes acompañarla con un banquito también de madera o uno de esos columpios que parecen un banco, crearás un entorno fantástico que transformará todo tu jardín en otro mucho más moderno y, sobretodo, acogedor.

Los arcos suelen ponerse en la entrada, sobretodo si tienes un jardín trasero y una entrada lateral que da acceso al mismo, los hay de muchos colores, aunque los más bonitos son los blancos, sobretodo si los decoras con una flor rosa o malva, por mucho que te parezca muy pasteloso, te quedará genial. En muchas grandes superficies puedes comprar las pérgolas y los arcos, y tú misma puedes instalarlo en tu jardín. Puede ser una buena ocasión para pasar una divertida tarde en familia en la que todos participéis de la nueva decoración del jardín. Son muy fáciles de montar, y además vienen con completas instrucciones.