Plagas de las plantas anuales
Ayer escribí un artículo sobre los trastornos más comunes que pueden sufrir las plantas anuales y que estaba complementado por otro que escribí tiempo atrás en el que se hablaba de sus enfermedades. Pues bien, hoy me gustaría escribirlo en el otro problema que pueden sufrir y al que es muy importarle prestarle mucha atención: las plagas. Al igual que cualquier otra planta, son muchas las que pueden sufrir así que me centraré en las plagas de las plantas anuales que más suelen afectarles:

– Cochinillas: es una de las plagas más comunes en todas las plantas, árboles o cultivos, y se caracterizan por tener una especie de escudo protector que puede ser de diferentes colores y consistencias. Aparecen en las hojas, clavando su pico en ellas y chupando la savia, lo que provoca que se vuelvan amarillas y posteriormente se caigan. Puedes librarte de ellas con un algodón impregnado en alcohol y pulverizando con un insecticida específico.

– Pulgones: otra de las plagas más comunes y que también clavan su pico y absorben la savia. Pueden deformar tanto las hojas como los brotes. Si el ataque es débil bastará con cortar las partes dañadas y regar con agua jabonosa. Si fuera más grave, aplica un insecticida para poder salvar la planta.

– Mosca blanca: como su nombre indica, son moscas de color blanco y son de pequeño tamaño. Atacan principalmente a las hojas, asentándose en su envés, y si las agitas salen volando. Al picar las hojas se vuelven amarillentas y si el ataque es muy fuerte se pueden abarquillar y llegar a caerse.

– Trips: son insectos que miden tan solo unos milímetros y que pican en las hojas, provocando que adquieran un color plateado y que posteriormente se sequen y se caigan. Atacan mucho a las flores aunque no suelen causar graves daños.

– Araña roja: son pequeñas arañas que verás únicamente si te acercas mucho ya que a simple vista pasan desapercibidas. Provocan un aspecto amarillento en las hojas y hacen que se abarquillen, se sequen y se caigan. En algunas ocasiones pueden aparecer telarañas muy finas y es una plaga muy común en los meses de verano ya que el calor y el ambiente seco le benefician.

– Orugas: atacan a todas las hojas y podrás capturarlas a mano según te las encuentres. Si hay muchas puedes utilizar un insecticida.