Plagas de las plantas trepadoras
Las enredaderas y las trepadoras son unas plantas que quedan genial para adornar paredes, muros o incluso alguna pérgola, consiguiendo así un ambiente mucho más bonito y natural. Entre los muchos cuidados que tienes que prestarle y las muchas cosas que tienes que vigilar, las plagas sin duda se merecen mucha atención ya que podrían estropearlas y hasta matarlas.

Hoy me gustaría escribir sobre las plagas de las trepadoras, así que toma nota para que sepas cuáles son y cómo detectarlas:

– Cochinillas: tienen una especie de escudo protector que puede ser de diversos colores y consistencias. Esta plaga clava su pico en las hojas y chupan la savia, lo que hace que se vuelvan amarillentas y que posteriormente se caigan. Cuando las detectes, quítalas con un algodón impregnado de alcohol y pulveriza con un insecticida específico.

– Pulgones: también absorben la savia al clavar el pico, deformando tanto las hojas como los brotes. Los pulgones pueden ser marrones, negros, amarillos o verdes, y si han atacado de forma débil puedes cortar las hojas afctadas y pulverizar con agua jabonosa. Si es un ataque fuerte, aplica insecticida especial.

– Mosca blanca: son pequeñas moscas de color blanco que suelen atacar al envés de las hojas y que puedes quitar agitándolas ya que saldrán volando. Las hojas se vuelven amarillentas y si el ataque es grave se deforman y pueden caerse.

– Trips: son insectos muy pequeños que miden tan solo unos milímetros y que pueden pasar desapercibidos. Pican las hojas y provocan que se vuelvan plateadas, además de que se secan y después se caen. Atacan especialmente a las flores.

– Araña roja: son arañas muy pequeñitas que se asientan en el envés de las hojas y que solo detectarás si mirás muy de cerca o con una lupa. Provoca puntitos amarillos o pardos en las hojas, que después se abarquillan, se secan y se caen. Es una plaga muy típica de los meses de verano.