Plagas de los rosales
Los rosales tienen una gran belleza pero también un importante inconveniente, que es que son muy sensibles a las enfermedades y plagas, teniendo a hongos y parásitos entre sus mayores enemigos. Lo más eficiente para poder combatir cualquier plaga o enfermedad en los rosales es saber qué señales delatan su aparición ya que así su salud estará totalmente preservada. Las principales plagas en los rosales son:

Los insectos son uno de los principales, y grandes, problemas de los rosales, especialmente el pulgón. Es una plaga muy común que se propaga con mucha facilidad y verás que la tienes porque las hojas no lucen tersas sino con forma enrollada y curva. Otro síntoma es el líquido azucarado y brillante que dejan los insectos a su paso y que, para rematarlo, atraen a las hormigas.

- La cochinilla es otra plaga y segrega el mismo líquido que los insectos, además de que pertenece allí en lugar de marcharse como los demás insectos. Podrás detectar el ataque de la cochinilla si ves que el follaje está descolorido, que la planta tiene pequeñas costras de color ocre o blanco o que las hojas están pegajosas por la melaza.

– Otra de las plagas más frecuentes es la mosca del rosal, cuyas larvas se alimentan de las hojas de la planta y las carcomen desde el borde hacia el centro. Si la afección es grave pueden llegar a devorarlas completamente.

Para poder combatir cualquiera de esas plagas debes aplicar un producto insecticida, a ser posible que sea sistémico ya que es mucho más efectivo porque al suministrarlo entra en la savia de la planta y envenenan al insecto cuando se está alimentando de ella. Vigila constantemente tus rosales para que ninguna de estas plagas te invada ya que aunque lo normal es que solo tengas que podar alguna rama, en algunos casos podrías perderla entera.