Cómo planificar un pequeño jardín
Cuando el espacio es limitado, cada centímetro de tu jardín se convierte en un rincón muy importante. Mientras que la jardinería en un pequeño jardín tiene sus retos, también tenemos que decir que tiene sus ventajas. Un jardín pequeño tiene un menor mantenimiento y además, podrás conocer tu jardín a un nivel mucho más profundo. Si quieres tener un pequeños jardín debes saber que puedes tener grandes ventajas.

Antes de comenzar con tu jardín pequeño será necesario tener una visión de lo que esperas conseguir en tu nuevo jardín, y además, deberás tener una descripción básica del espacio en el que vas a tener tu pequeño jardín. Esto podrá conducirte a tener muchas ideas o a tener gran terror.

Evaluar las condiciones del lugar

Cuando llegue el momento lo ideal es escribir y dibujar tu plan de jardín pequeño en un papel, así tal y como si fueses un diseñador podrás saber por dónde tienes que empezar. Por éste motivo tendrás que saber las condiciones climáticas con las que cuentas y el tipo de suelo que tienes en tu jardín, así podrás valorar si es mejor tener unas plantas u otras.

Aunque es cierto que no es el aspecto más divertido de la jardinería, es necesario y es el primer paso para evaluar exactamente lo que necesitas tener en cuenta. Algunos aspectos importantes que tienes que saber son: la exposición al sol que puedes proporcionar a tus plantas, el suelo, las características del ambiente, etc. Una buena evaluación del lugar te ayudará a responder a muchas preguntas sobre cómo tener tu jardín.

Cómo planificar un pequeño jardín

No te olvides del diseño

Es muy tentador empezar a escoger las plantas que más te gustan sin tener nada más en cuenta, pero no es la decisión correcta. Los jardines que se hacen de ésta manera acaban siendo rediseñados en algún momento porque no fueron las decisiones más apropiadas para poder crearlo. No todas las plantas crecerán bien en tu jardín y por eso debes saber cuáles sí lo harán. En este sentido, no escatimes el tiempo evaluando tu jardín para que el diseño dçsea mucho más fácil.

Piensa en el estilo y las ventajas y limitaciones

Está bien tener una idea de cuál es el estilo que quieres tener en tu jardín, igual que te ocurre con la decoración de tu hogar. Puedes pensar en un estilo más forma o informal e incluso pensar en algún estilo concreto como por ejemplo el Zen. La mayoría de personas solemos tener preferencias cuando se trata de colores por ejemplo. Pero siempre será buena idea tomar un tiempo para considerar de forma cuidadosa lo que quieres conseguir en tu pequeño jardín.

Cómo planificar un pequeño jardín
Las plantas necesitan lo que necesitan, no tiene sentido luchar por un jardín arbolado si tienes demasiado sol. Pocas plantas con flores florecen en un jardín debajo de un árbol. Si tienes un cultivo de hortalizas, será mejor que tengas en cuenta la exposición al sol y la proximidad a un suministro de agua. Debes conocer las ventajas y las limitaciones del lugar, así podrás empezar a dar forma a tu espacio en el jardín.

Las limitaciones de espacio también son importantes tenerlas presentes. Si siempre has soñado con un gran jardín bonito con flores frescas, seguramente un pequeño jardín no pueda satisfacer ese sueño. En cambio, si quieres tener un pequeño jardín con unos 5 tipos de plantas o si sabes que no tienes espacio para todas las plantas que quisieras, sólo tendrás que escoger aquellas que más te gustan y que se adapten a las características del lugar.

Cómo planificar un pequeño jardín
Como ves, es muy importante poder tener en cuenta las condiciones del lugar para poder planificar un jardín pequeño.