Planificar un huerto en el hogar
Cada vez son más las personas que se animan a cultivar sus propias frutas y hortalizas en el hogar, y es que enriquecer los platos con el fruto de tu esfuerzo no solo es algo sanísimo sino que además proporciona una inmensa satisfacción personal.

No necesitas demasiado espacio para hacer tu propia huerta en casa, y es que bastará con un pequeño rincón que no hayas ocupado con plantas o complementos para el jardín.

¿Quieres algunos consejos para un buen cultivo en tu propia casa? ¡Toma nota de lo que te contamos!

1. Elige un terreno llano, pues son los mejores para desarrollar cualquier cultivo; si está en pendiente, mejor que esté orientado hacia el sur.

2. Retira las malas hierbas que encuentres en el suelo (especialmente si en alguna ocasión anterior ya habías practicado la horticultura en este espacio) y luego abona con el fin de que mejorar las características de cultivo del terreno.

3. Los terrenos de tierras poco profundas y pedregosos no son para nada recomendables puesto que no propiciarán el desarrollo de los ejemplares, así como tampoco lo son los demasiado húmedos que incluso podrían pudrir los ejemplares.

4. Escoge los ejemplares; piensa en las frutas y hortalizas que más te gustaría cosechar e infórmate de las condiciones en las que se tienen que desarrollar cada uno de ellos para comprobar que sean compatibles con tu terreno.

5. El riego por goteo es uno de los más recomendados, pero dependerá del espacio del que dispongas o de los ejemplares que tengas que regar, entre otras cosas.

6. Consejos de cultivo: Es importante que distribuyas el espacio en diferentes parcelas y que siempre que puedas hagas rotación de cultivos con el fin de que cada ejemplar reciba todos los nutrientes que necesita.