Plantar bulbos en agua
¿Te gustan las flores vistosas que perfuman tu casa? ¡Entonces los bulbos son tus plantas ideales! Ahora estamos en el momento perfecto para plantar los bulbos de otoño, que florecerán en primavera (anémonas, jacintos, lirios, narcisos, tulipanes…). Algunos de ellos, incluso, comienzan a florecer en invierno, como el ciclamen, la escila o el muscari.

A la hora de comprar bulbos debes tener en cuenta que no tengan agujeros y estén duros si vas a cultivarlos tú mismo. Y si los compras habiendo brotado, lo mejor es que estos no hayan florecido. Puedes plantarlos en maceta o jardín, siempre y cuando la tierra drene bien el agua para que no encharque y se pudran los bulbos. Pero además, existe la posibilidad de cultivarlos en agua. ¿Quieres saber cómo? ¡A continuación te lo contamos!

Plantar bulbos en agua

Cómo plantar

Como te hemos comentado, otra opción para plantar bulbos, y además de forma muy decorativa, es a través del agua, o lo que es lo mismo, mediante el cultivo hidropónico. Para realizarlo necesitarás un recipiente que no permita que el bulbo se sumerja por completo. Para que brote bien, debe quedar menos de la mitad del bulbo sumergido en agua, y cambiarla cada diez días para evitar que crezcan hongos y pudran la planta.

Es necesario mantener a oscuras los recipientes los primeros 40-50 días, a unos 15-18 ºC. Puedes cubrir la parte superior del bulbo o tapar el recipiente entero con una bolsa de plástico negra.

Para que duren más

Para que los bulbos duren el máximo dentro de casa, independientemente de la forma de cultivo, no se deben colocar en corrientes de aire o cerca de la calefacción. Lo más adecuado es que estén cerca de una ventana con buena luz sin que reciban el sol directo.