Tener un bonito jardín todo el año y que no nos cueste demasiado dinero es posible si hacemos una correcta planificación. Por supuesto podemos esperar a que llegue la primavera y acercarnos a un centro de jardinería para aprovechar las plantas de temporada que allí encontraremos, pero conseguiremos unos resultados más interesantes y económicos si hemos hecho nuestras tareas con antelación.

bulbos-1

Ahora que comienza el mes de Octubre, comenzaremos a plantar bulbos que florecerán en primavera, creando explosiones de color y belleza. Tulipanes, crocus, narcisos y jacintos intercalados en nuestras plantaciones habituales que nos darán muy poco trabajo durante el invierno y que nos alegrarán cuando comience el calor de nuevo.

A la hora de comprar los bulbos nos fijaremos en que no estén almacenados al sol ni tengan heridas u hongos.

bulbos-2

Cuando organicemos las plantaciones tendremos en cuenta que su ciclo de floración es corto, por lo que las extensiones a plantar serán pequeñas y concentradas, repartidas por diferentes zonas y alternadas con plantas perennes o vivaces.

bulbos-3

Plantaremos los bulbos con la separación apropiada para su desarrollo, a una profundidad de 2 o 3 veces su tamaño y con la parte inferior en contacto con el fondo del agujero. La tierra donde van a desarrollarse tiene que estar suelta y con un buen drenaje, no apretaremos demasiado el terreno cuando rellenemos el hueco. Si la cantidad de bulbos es importante es recomendable usar un plantador de bulbos, que facilita la tarea.

bulbos-4

Como van a pasar la peor época del año en el exterior estarán expuestos al frío, la lluvia y posiblemente a las heladas. Estas plantas precisan de unas bajas temperaturas durante una parte de su ciclo pero no está de más acolchar el terreno con paja o corteza si las heladas son fuertes.

Una vez haya terminado la floración eliminaremos las flores secas pero las partes verdes deben secarse sin ser separadas del bulbo. De esta manera la planta reabsorbe los nutrientes y los acumula, aumentando el tamaño final del bulbo.

bulbos-5

Acabado este proceso podemos retirar nuestros bulbos y almacenarlos en un lugar fresco y seco hasta el próximo otoño. Si observamos pequeños bulbillos que se desprenden con facilidad del principal podemos ubicarlos en macetas con sustrato ligero. Esta manera de reproducción es lenta, al menos se necesitan dos años para que engorden lo suficiente pero ese también es ciclo útil de un bulbo adulto por lo que conseguiremos ir renovando nuestras plantas sin que tengamos que hacer nuevas inversiones.