Plantar magnolias en el jardín
Todas las plantas y árboles necesitan innumerables cuidados, que pueden ser más o menos en función de la variedad y también de otros factores como la época del año o la zona en la que te encuentres. Hoy me gustaría hablarte de las magnolias, unas flores preciosas que puedes cultivar sin ningún problema en tu jardín.

Su árbol es de hoja caduca y tiene un tronco robusto con muchas ramificaciones y hojas grandes y verdes en todas ellas. Las flores suelen aparecer hacia el final de la primavera y son del tamaño de una mano, más o menos, y en colores como el rosa, violeta, blanco o beige. Toma nota de estos consejos para el cuidado de magnolias:

– Temperatura: lo ideal es que pueda tener una temperatura media todo el año, entre 17-22ºC. Su resistencia al frío es moderada y las heladas fuertes le afectan muchísimo. El calor lo lleva mejor aunque no es bueno que reciba el sol directo durante muchas horas al día ya que podrían quemarse sus hojas.

– Suelo: donde mejor se desarrolla es en suelos que sean profundos, frescos, húmedos y bajos en caliza. Si hay deficiencias minerales en el suelo puede llegar a sufrir clorosis, así que vigila mucho sus nutrientes.

– Riego: tiene que ser muy regular durante los primeros años de vida y hasta que ya haya conseguido un desarrollo más o menos adecuado. En la época veraniega deberá ser más abundante para que no se seque.

– Poda: la de formación tiene que ser muy ligera y apenas necesita del resto, a no ser que por cualquier motivo debas hacerla.

– Plagas: afortunadamente, este árbol no suele tener problemas con las plagas ni con las enfermedades.

– Multiplicación: puede ser por semillas, por esquejes, por injerto o por acodo.