Plantar ranúnculos en ambientes frescos
Los ranúnculos son unas flores con un gran valor decorativo ya que son muy coloridas y llamativas, además de que pueden tener una gran variedad de formas. Es una planta herbácea perenne que tiene raíces carnosas y cuyas hojas son recortadas y tienen diferentes formas en función de la variedad que sea. Por norma general, las hojas son de peciolos largos, con los segmentos dentados o lobulados.

Es una planta muy apreciada por el gran tamaño de sus flores y por tener muchas, con un colorido muy intenso y variado que puede ser naranja, blanco, marrón o amarillo, cada uno con sus propios matices. Puede alcanzar los 60 centímetros de altura. Su origen está en Asia y tiene plantarse en ambientes frescos ya que son donde mejor aprovechan sus cualidades.

Principales cuidados

– Temperaturas: al ser ideal para ambientes frescos, es muy resistente a las bajas temperaturas, así que no puede estar expuesta a las más altas.

– Riego: hazlo de manera abundante tres veces a la semana hasta que florezca. Después, disminuye paulatinamente, ya irás viendo que con uno a la semana llega para que no se quede seca.

– Iluminación: necesita un lugar con muy buena luz natural, preferiblemente que sea soleado, aunque también puede desarrollarse en zonas de semi-sombra.

Plantar ranúnculos en ambientes frescos
– Suelo: lo más importante es que esté muy bien drenado para que la planta no se estropee. Además, debe estar compuesto por una mezcla arcilloso-arenosa, y complementarlo con un abono adecuado para las plantas en flor.

– Poda: únicamente deberás hacerla cuando haya partes estropeadas o que se vayan a caer, dejando así espacio para que vuelvan a brotar. Cuando el follaje empiece a marchitarse, poda los tallos cerca de las raíces.