Cómo plantar suculentas en tu casa
En el caso de que estés buscando un tipo de planta que puedas poner en el interior de tu casa que no exija demasiados cuidados, debes tener en cuenta a las suculentas. Las más famosas son los cactus aunque dentro de las citadas suculentas hay multitud de variedades para todos los gustos y estilos. La imagen de las suculentas es perfecta para decorar el interior de cualquier hogar.

A continuación no pierdas detalle ya que te hablaré un poco más de las mismas para que no tengas demasiados problemas a la hora de cultivarlas y cuidarlas.

Luz

Las suculentas son plantas de interior pero que necesitan bastante luz para poder desarrollarse sin grandes problemas. Es por ello que es aconsejable el situarlas cerca de una ventana en la que entre bastante luz del exterior. Durante los meses de mayor calor como el verano debes tener mucho cuidado de que no reciban el sol de una manera directa ya que podrían resultar gravemente dañadas.

Sustrato

Las suculentas suelen desarrollarse bien en suelos que son arenosos y muy bien drenados. De tal forma a la hora de plantarlas en macetas, debes poner la mitad de sustrato con mitad de arena y mezclarlo todo. No olvides tampoco que la tierra debe drenar lo mejor posible para que las raíces puedan crecer sin problema alguno y la tierra no se encharque en exceso.

Maceta

Si decides comprar una suculenta puedes colocar la maceta en un bonito macetero y conseguir la decoración deseada en la zona de la casa que tú quieras. Las suculentas poseen raíces muy poco profundas por lo que puedes optar por usar tiestos o macetas bajas. Este tipo de plantas no toleran la tierra demasiado húmeda por lo que es conveniente que uses una maceta con orificios para que de esta manera el exceso de agua pueda salir hacia el exterior. Un buen drenaje en la maceta es esencial a la hora de conseguir que la suculenta pueda crecer perfectamente.

Cómo plantar suculentas en tu casa

Riego

El riego en las suculentas es mucho menor que en relación a otro tipo de plantas y es que un exceso de agua puede llegar a matar a la propia planta. Debes regar lo justo y lo necesario para que las hojas no se marchiten o se resequen. Para asegurarte de que la planta necesita algo de agua debes hundir los dedos en la tierra y comprobar si la tierra está seca. El drenaje es clave para que las suculentas puedan crecer perfectamente y sin problemas.

Fertilizante

Las suculentas crecen durante los meses de primavera y verano mientas que en los meses de más frío el crecimiento es casi inexistente o nulo. Es por ello que no hace falta aplicar ningún tipo de fertilizante durante la estación invernal. Durante el verano es aconsejable el poner un poco de fertilizante al menos una vez al mes para que la suculenta reciba una serie de nutrientes que ayuden a que pueda crecer sin grandes problemas.

Con estos cuidados tan fáciles que te indicado más arriba, podrás disfrutar de tus suculentas en el interior de tu casa. Si quieres puedes elaborar una maceta a base de diferentes tipos de suculentas y conseguir con ello un toque decorativo personal y maravilloso en la zona de tu casa que quieras. En tal caso no te olvides de poner especies de suculentas parecidas entre si para que la frecuencia de riego o la exposición al sol sea lo más conjunto posible. Como has podido ver, se trata de una elección perfecta ya que podrás disfrutar de unas espléndidas plantas de interior y con unos cuidados mínimos y casi inexistentes.