Plantas acuáticas
Un acuario en casa, una fuente o una pequeña charca en el jardín son espacios que otorgan encanto a algunos de tus rincones favoritos en el hogar… más todavía si sabes cómo decorarlas con gusto gracias al uso de algunas plantas ornamentales de cultivo acuático.

Si andas un poco verde en el asunto pero te gustaría comenzar a introducirte en este tipo de cultivo atiende a lo que te contamos, porque te hacemos un rápido repaso por los tipos de plantas acuáticas más comunes.

Son los siguientes:

– De raíz: Son las que echan raíces, por lo que se arraigarán con fuerza al sustrato y se mantendrán bastante resistentes. Algunos de los ejemplares más populares de este tipo son las Anubias enanas, la Espada amazónica de hoja ancha, la Espada amazónica pigmea, el Helecho de Java o la Vallisneria Erecta, por ejemplo.

Plantas acuáticas
– Flotantes: Son plantas realmente encantadoras, pues decoran la superficie del agua con sus hojas y flores sin necesidad de demasiados requerimientos más allá de una buena iluminación y aguas tranquilas. Entre los más ejemplares flotantes más populares se encuentran el Helecho Mariposa o la Lechuga de Agua.

– Tubérculos: Tardan unos ocho meses en desarrollarse por completo, por lo que si los necesitas para armar un acuario lo mejor es que compres ejemplares ya crecidos. El género de las Apogentons es el que cuenta con más ejemplares de este tipo.

– Plantas en gajos: Se utilizan mucho para decorar los acuarios, y es que comercializa solo la parte superior de la planta sin la raíz; no obstante, hay que ser muy prudente a la hora de utilizarlas para este tipo de espacios reducidos en tanto que necesitan disponer de mucha luz y que cuentan con tallos muy sensibles. La Bacopa, la Hogrophila gigante y la Rótala roja son algunas de las más empleadas para ello.