Plantas aisladas
Cada vez tiene más éxito la idea de dedicar una zona del jardín a poner arbustos o plantas aisladas, lo que le da un ambiente ligero y así no se ve todo el espacio sobrecargado, pudiendo dedicar el resto de jardín a otras cosas como poner una piscina, una zona de descanso, un área para los niños o cualquier cosa que se te ocurra.

Si quieres poner plantas aisladas en el jardín toma nota de estos consejos:

– Lo primero que tienes que hacer es preparar la tierra para poder plantar, ya que aunque ya tengas, la tierra necesita renovarse y alimentarse para que las nuevas plantas puedan florecer o dar sus frutos.

– Cuando ya hagas el agujero para plantar, añádele un poco de materia orgánica y mézclalo con la tierra extraída para cubrir la planta.

– A la hora de plantar, lo primero es cavar el agujero, que tiene que ser el doble de ancho que el cepellón o que el grueso de las raíces para que no tenga ningún problema de espacio cuando se siga desarrollando.

– Mezcla la tierra del fondo con la materia orgánica para enriquecerlo y remueve bien con una pala o rastrillo.

– Saca la planta del tiesto o coge el cepellón y ponlo con cuidado, sujetando los tallos con mucha delicadeza.

– Mete la planta en el hoyo de forma que te quede al nivel del suelo. Rellena después el agujero y reafirma el terreno pisándolo para que quede todo bien compacto y seguro. Riega toda la zona para terminar.

– Sigue el mismo procedimiento con todos los ejemplares que quieras plantas y asegúrate de dejar una buena distancia entre cada uno de ellos. La distribución puedes hacerla de manera original para que quede mucho más bonito cuando crezcan.