Plantas bulbosas de primavera
Si en otoño hemos plantado bulbos en nuestro jardín, la espera bien habrá valido la pena: ahora empieza la temporada en la que las bulbosas florecen.

Así pues, en primavera-verano florecen las especies de la lista que viene a continuación. Tenlo en cuenta, pues así puedes planificar la plantación de sus bulbos el próximo otoño.

• Narciso – es una planta rústica, por lo que no necesita grandes cuidados. Quiere una exposición soleada y una tierra bien abonada. El suelo estará siempre ligeramente húmedo mientras dure la floración, aunque hay que regar menos cuando ésta cesa.
• Ranúnculo – en esta época nos regala unas flores preciosas, parecidas a las camelias pero más tupidas y de diferentes colores. Les gusta la semi-sombra.
• Jacinto – nos ofrece flores vistosísimas de diferentes colores: azul, rosa, blanco… Agota rápidamente el suelo en el que vive, por lo cual se recomienda cambiar los bulbos cada temporada. Sin embargo, un buen abonado obra milagros. Acepta la ubicación al sol y a semi-sombra.
• Tulipán – todos lo conocemos. Sus flores duran hasta tres semanas. Son plantas de clima frío, por lo que las heladas difícilmente le afectan. Necesita suelo húmedo.
• Anémona – florece generosamente. Las flores son muy coloridas y parecen silvestres. Necesita riegos frecuentes, casi diarios.
• Lirios – Sus grandes flores perfuman toda el área donde están plantados. Algunas variedades alcanzan casi el metro de altura.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de bulbosas de primavera florecen solamente durante esta estación, lo cual es una auténtica pena; desearíamos que aguantaran durante la estación cálida. Por ello, hay que planear la plantación en la zona de otras especies que florezcan en verano, para que la tierra no quede muy desnuda. De todas formas, compensa cultivar bulbosas: es muy gratificante ver como su despliegue de colores anuncia la primavera.