Plantas de interior purificadoras
Todas las plantas dan siempre más oxigeno del que consumen y eliminan las sustancias nocivas del aire. Sin embargo, hay algunas que purifican el aire mucho más que otras, además de regular la humedad y atenuar el ruido. Para lograrlo, estas especies hacen de filtro contra los compuestos volátiles que pasamos a nuestro organismo al respirar.

Por eso, lo ideal es colocar este tipo de plantas en casa cerca de la luz, libres de insecticidas, con las hojas limpias y mantenerlas con un sustrato aireado y ligeramente húmedo. Te hablamos de algunas de las plantas más purificadoras a continuación.

Dracena

En primer lugar queremos hablar de la dracena, cuyo característico tronco y sus hojas alargadas son ideales para las habitaciones recién amuebladas o pintadas, ya que filtran el formaldehido y el xileno. Además, es la planta perfecta para la habitación del bebé, ya que limpia el aire de tóxicos y favorece su descanso.

Plantas de interior purificadoras

Ficus

Además de ser resistentes y fáciles de cultivar, los ficus limpian las sustancias nocivas de productos de limpieza y atenúan de manera natural los ruidos.

Cintas

Las cintas eliminan el 96% del monóxido de carbono en 24 horas. Además, reduce los niveles de benceno, tolueno y formaldehido.

Potos

Por su parte, el potos depura casi todos los tóxicos: hexano, benceno, monóxido de carbono, tricloretileno, tolueno…

Plantas de interior purificadoras

Areca

La areca necesita la luz para convertir las toxinas del aire en compuestos no tóxicos. Ten en cuenta que la capacidad de limpiar el aire de esta palmera es proporcional a su tamaño.

Espatifilo

El espatifilo también elimina la mayoría de sustancias. Además es muy decorativa y fácil de mantener.

Hiedra

Aunque hay más plantas purificadoras, vamos a acabar hablando de la hiedra, que elimina del aire en 24 horas entre el 80 y el 90% del benceno presente en plásticos, resinas o fibras sintéticas.