planta-interior-resistente-1

Iluminación escasa, poco riego, ambiente seco y cálido son algunos de los problemas más graves en el cuidado de las especies de interior. Si las plantas no disfrutan de las condiciones idóneas, aparecen insectos, ácaros y hongos, que pueden acabar con ellas. Pero a estos ejemplares no les molesta casi nada y crecen en las condiciones más adversas.

planta-interior-resistente-2

Hay que proporcionarles el agua exacta que precisas. Regaremos por abajo y sin encharcar, a diario en la etapa de crecimiento. Se ubican en un lugar con buena iluminación, donde no incida el sol directo, con una temperatura media. Para mejorar su desarrollo es mejor humedecer el ambiente con pulverizaciones y en invierno les daremos uno o dos meses de reposo.

planta-interior-resistente-3

La violeta africana ( Saintpaulia ionantha) presenta flores del blanco al púrpura e incluso algunas bicolores. Las hojas, dispuestas en roseta, son muy velludas, carnosas y aterciopeladas. Necesita una atmósfera húmeda, con temperaturas templadas. La ubicaremos sobre una bandeja con piedras y agua en la base y plantada en recipientes tipo terrina, anchos y poco profundos. No conviene mojar sus flores ni sus hojas.

planta-interior-resistente-4

La tradescantia es una planta colgante de hojas verde oscuro o azulado con bordes internos de color púrpura y flores insignificantes. Le encantan las pulverizaciones de agua pero aguanta sin ellas. Soporta la calefacción ligera y admite la poda a ras de suelo. Necesita de abonados una vez al mes para que conserve su color.

planta-interior-resistente-5

Palmera pequeña de desarrollo lento, la Chamaedorea elegans presenta varios talos erguidos y frondes compuestos, en verde suave, dispuestos sobre un peciolo. Precisa de pulverizaciones de su follaje habituales o ser ubicada sobre un plato con grava húmeda. Durante el crecimiento abonaremos una vez al mes y cuando las raíces hayan ocupado todo el tiesto hay que trasplantarla con cuidado. Su principal enemigo son las corrientes de aire.

planta-interior-resistente-6

La aspidistra ( Aspidistra elatior) es una planta de fácil cultivo, con hojas de color verde oscuro, de 40 a 50 centímetros de longitud. Resulta una planta muy dura pero hay que mantenerla alejada de la calefacción y del sol directo. Tampoco le conviene un abonado excesivo ni el uso de abrillantadores foliares.

planta-interior-resistente-7

La cinta ( Chlorophytum comosum) es una de las plantas de interior más fáciles. Presenta hojas lineales, lanceoladas y arqueadas. Parla formación de flores prefiere un periodo de sequía. No es exigente y sólo requiere rociado para limpiar el follaje, adaptándose a cualquier sustrato.

planta-interior-resistente-8

La clivia ( Clivia miniata) tiene hojas acintadas, brillantes y gruesas. En primavera desarrolla talos floríferos, que sostienen umbelas formadas por 10-20 flores. Requiere un reposo de dos meses en inverno, dejándola casi seca, en un lugar fresco para florecer. Tras la floración puede transplantarse, después de dejar que la flor se seque.

planta-interior-resistente-9

El coleo ( Coleus blumei) destaca por sus hojas aterciopeladas, de diferentes formas y con dibujos de gran belleza. Además, produce pequeñas flores azules. Cerca de los cristales de una ventana vive cómodamente. Cuando pierda algunas hojas o las muestre descoloridas, en otoño, hay que practicarle una poda severa dejando sólo los troncos principales con unos brotes incipientes.