Plantas diuréticas
Las plantas diuréticas son muy importantes en la vida de las personas aunque muchas personas no les den la importancia que realmente se merecen. Las plantas diuréticas ayudan al organismo a la eliminación del líquido corporal mediante la estimulación de la función renal, lo que hará que el líquido sobrante se pueda eliminar con el aumento de micciones.

Las plantas diuréticas se utilizan desde siempre para aquellas anomalías corporales en las que se debe aumentar las micciones para solucionar diferentes problemas del organismo, como por ejemplo la retención de líquidos o la celulitis. ¿Quieres saber más sobre las plantas diuréticas?

¿Cuándo se utilizan?

Las plantas diuréticas ayudan a crear remedios naturales que se elaboran para ayudar a las personas en diferentes problemas que les puedan ir surgiendo a lo largo de su vida, como por ejemplo: obesidad, retención de líquidos, celulitis, reumatismo, gota, colesterol, ácido úrico, hipertensión, varices, mala circulación de la sangre, entre otras afecciones.

Algunas plantas diuréticas

A continuación te voy a citar algunas plantas diuréticas que podrás encontrar fácilmente en tu mercado de alimentación habitual:

– La alcachofa. La alcachofa es una de las plantas diuréticas más conocidas, que junto con el diente de león y la cola de caballo, son las más utilizadas para la eliminación de líquidos.

– Las cebollas. Las cebollas son muy diuréticas y para que puedan lograr esta función puedes comerla cruda en ensaladas o cocidas en caldos.

Plantas diuréticas
– El níspero. El fruto de esta planta es altamente diurético.

– Otras plantas diuréticas: margarita, fárfara, sauce, ulmaria, guaraná, fresas, hinojo, laurel, salvia, zarzamora, entre otras muchas.

Peligros de las plantas diuréticas

Como todo en esta vida cualquier cosa de la que se abusa puede acabar siendo perjudicial para aquella persona que lo consume o que lo hace. En el caso de las plantas diuréticas no es menos ya que estas plantas consiguen que se elimine mucho líquido del cuerpo humano, por lo que si se utiliza muy a menudo o si se consume de forma desmesurada, sin medir o sin seguir los consejos de los expertos, pueden producir una descompensación en la presión arterial.

Por este motivo nunca hay que abusar de este tipo de plantas y si se quieren consumir se debe preguntar a los expertos para que puedan aconsejarte de la dosis adecuada por día, de cómo ingerirla y sobre todo de cómo poder combinarla con otros alimentos o medicamentos. ¿Cuál es tu planta diurética preferida?