Plantas para centros de mesa
No hay nada como decorar tu hogar con plantas naturales que tú misma te has encargadio de escoger, has cultivado y has visto evolucionar… Más todavía si pretendes convertirlas en el centro de la decoración de tus salones luciéndola en la mesa principal o en alguna de las auxiliares.

¿Quieres conocer algunos de los ejemplares más hermosos y buenos para el cultivo en interiores? Toma nota de algunas de las plantas y flores que te aconsejamos a continuación.

Brezos: Estas plantas de pequeñas florecillas son muy elegantes y decorativas especialmente en otoño, cuando podemos cultivarlas en el interior de nuestro hogar. Sin embargo, su tendencia a secarse puede hacer que la perdamos con facilidad: mantén un riego habitual y no olvides dejar una base de agua para que no se deshidraten.

Plantas para centros de mesa
Bromelia: Se trata ejemplares tropicales de pequeño tamaño muy adecuados para el cultivo en interiores. Lucirán fenomenal en una pequeña maceta en tu centro de mesa principal.

Prímula: También conocidas como primaveras, estas plantas regalarán preciosas flores blancas hasta bien entrada la primavera a pesar de ser cultivadas en el interior del hogar.

Narcisos: Existen muchas variedades, algunas que florecen en primavera y otras que lo hacen en otoño para ofrecer hermosas flores amarillas.

Jacintos: Son ideales si además de decorar quieres aromatizar tu hogar, y es que estas preciosas plantas de flores de color violeta desprenden un delicioso perfume natural.

Violetas africanas: Se trata de un ejemplar muy tradicional en los centros de mesa gracias a sus reducidas dimensiones, a sus abundantes hojas y a sus preciosas flores multicolor.

- Plantas suculentas: Son una excelente opción durante todo el año ya que no solamente puedes escoger entre un montón de variedades y tamaños sino que además podrás cultivarlas con una sorprendente facilidad.

Puedes colocarlas de forma independiente o combinando varias especies compatibles entre ellas para ganar en diseño y en aromatización… ¡Tú decides cómo!