Plantas para tener un jardín siempre verde
Normalmente, la planificación de los jardines incluye una gran variedad de coloridas flores y plantas de hojas variadas para conseguir que el espacio exterior se convierta en una paleta de tonalidades alegres y atractivas. Sin embargo, el verde juega un papel muy importante en la percepción sensorial. El verde es un color relajante y esperanzador que facilita la concentración, es refrescante, contrasta bien con todos los colores y su paleta de matices es infinita.

Tener un jardín siempre verde es el sueño de muchas personas y, afortunadamente, no es tan difícil conseguirlo. La clave principal es contar con las plantas adecuadas. ¿Quieres saber cuáles son las mejores para lograrlo? ¡Pues coge papel y lápiz y toma nota de todo lo que vamos a contar a continuación!

Especies autóctonas

Su tu también sueñas con tener un jardín siempre verde, debes tener en cuenta que el primer paso es reforzar la presencia de especies autóctonas, como las encinas y los madroños, para crear una zona boscosa perenne. Las encinas pueden medir hasta 30 metros de alto y los madroños miden unos 10 metros.

Plantas para tener un jardín siempre verde

Un seto de mirto

Por otro lado, te recomendamos que añadas a tu jardín un seto de mirto. Esta especie, fuerte y compacta, destaca por sus hojas pequeñas, brillantes y oscuras, que crean grandes macizos de seto bajo. Lo mejor es que esta planta es de fácil mantenimiento, aunque eso sí, constante. Además, podrás podarlo a tu gusto.

Césped

También te recomendamos que mezcles varios tipos de césped para conseguir un tacto agradable, no muy delicado y con un riego medio. Por supuesto, es necesario que tengas constancia para conseguir un césped verde.

Plantas para tener un jardín siempre verde

Notas de color

Por último, siempre es buena idea darle pinceladas de color a tu jardín. Nosotros te aconsejamos que para conseguirlo utilices hortensias y vinca.