Plantas parásitas
Plantas parásitas son aquellas que obtienen de otra planta las sustancias nutritivas que necesitan para poder desarrollarse correctamente. Hay más de 4.000 especies que se consideran parásitas, teniendo una raíz modificada que penetra a la planta que le va a proporcionar los nutrientes. Este tipo de plantas se pueden diferenciar en varias clases, como las parásitas obligadas (no puede terminar su ciclo sin su anfitrión), parásitas facultativas (pueden terminar su ciclo vital sin un anfitrión) o las parásitas de raíces (aquellas que se fijan a la raíz del anfitrión).

Entre las muchas parásitas hay algunas que destacan y que son mucho más conocidas que las demás, como la cuscuta, el jopo o el muérdago. Hay algunas que son perjudiciales pero también pueden tener algún beneficio, todo dependiendo de en dónde estén ubicadas y qué otras plantas tengan cerca. Toma nota de las plantas parásitas más comunes:

- Jopo: Tiene varias especies y no tienen clorofila ni raíz. Suelen parasitar a cultivos como el girasol de pipa o las habas, causando graves daños en las zanahorias. Teniéndolas en jardines se puede evitar la infestación si tronchas los tallos antes de que se reproduzcan las semillas, algo que se suele hacer con mucha facilidad.

- Cuscuta: No tiene hojas, raíz ni clorofila. Es muy dañina para la alfalfa ya que germina en la tierra y se incrusta en sus tallos. Si tienes alfalfa vigílala mucho para evitar su aparición o desarrollo, aunque si la semilla de alfalfa es certificada no llevará cuscuta. En cultivos pueden ser muy dañinas pero si salen en jardines no causan problemas graves ya que las eliminas fácilmente a mano.

- Muérdago: Hay unas 3 especies y tampoco tiene raíz pero sí tiene clorofila. Suele parasitar las ramas de los árboles como si se tratara de una rama más. Se da mucho en los olivos semiabandonados y también en zonas húmedas o en zonas montañosas. Debilita la planta anfitriona de tal manera que la hace muy vulnerable al ataque de cualquier insecto, y algunos árboles infectados podrían morir si se ven muy atacados.