Plantas perjudiciales para la salud
Los jardines son por norma general lugares seguros e interesantes, a todas las personas nos gusta estar en el jardín para disfrutar del buen tiempo. Es un lugar estupendo para adultos como para niños, pero hay que tener cuidado porque pueden haber plantas perjudiciales para la salud. Especialmente hay que tener cuidado con los niños porque no entienden de peligros.

Es importante supervisar el jardín para saber qué plantas son perjudiciales para la salud y así no tenerlas en tu hogar. De esta manera conseguirás tener un jardín seguro para todos, tanto adultos, como niños o mascotas. En ocasiones es inevitable que crezcan plantas venenosas o peligrosas para la salud. ¿Quieres conocer algunas plantas perjudiciales para la salud?

Planta de ricino

Plantas perjudiciales para la salud
La planta de ricino es una mala hierba que crece sola y que tiene semillas, flores y hojas tóxicas. Masticar o tragar sus semillas pueden causar náuseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal. Tiene un color muy llamativo para niños y mascotas por lo que tendrás que tener especial cuidado y si te deshacer de esta planta, mucho mejor.

Árbol de coral

Plantas perjudiciales para la salud
El árbol de coral tiene las hojas, la corteza y las semillas venenosas. Las semillas son tóxicas para las personas y muy peligrosa para los niños. Pueden causar dificultad respiratoria, cianosis (la piel se vuelve azul porque la sangre no está recibiendo suficiente oxígeno), debilidad y mareos.

Rosa adelfa

Plantas perjudiciales para la salud
La rosa adelfa es una flor que aunque es muy bonita es muy venenosa y mejor si no la tienes en tu hogar. Cada parte del arbusto de esta flor incluyendo el arbusto y las semillas son venenosas. Los síntomas al masticar esta flor incluyen alucinaciones, vómitos, mareos, diarrea, taquicardia, dilatación de las pupilas e incluso se puede producir un coma y la muerte.

Belladona

Plantas perjudiciales para la salud
Las atractivas bayas redondas de color púrpura y negras de esta planta son altamente tóxicas. Comer estas bayas puede causar somnolencia, enrojecimiento de la cara, fiebre, vómitos, confusión y alucinaciones. Esta planta es especialmente peligrosa para niños y mascotas, por lo que si puedes no tenerla en tu jardín, ¡mejor que mejor!

Árbol de cedro blanco

Plantas perjudiciales para la salud
Comer los frutos de este árbol puede causar náuseas, vómitos, diarrea, letargo, confusión, coma y convulsiones.

Todas las plantas de las que te he hablado en este artículo es mejor que las tengas lejos de tu vida, de tu jardín y de tu familia. Son muy venenosas y es mejor disfrutar de plantas que no pongan en peligro ni tu salud ni la de tus seres queridos.