Plantas que se protegen a sí mismas y a tu huerto
Son muchas las plantas que desgraciadamente sufren plagas y los insectos las matan, pero también existen mucha desinformación y confusión cuando una persona que se quiere dedicar a la jardinería quiere escoger plantas para tener en su hogar. Pero la realidad es que no hay dos temporadas iguales y que lo que puede funcionar muy bien en un jardín no tiene que funcionar en otro. En cambio, es necesario conocer algunas plantas que se protegen a sí mismas para conseguir buenos resultados en tu jardín.

Pero para saber si las plantas que te voy a citar van bien en tu jardín, deberás averiguarlo por ti mismo. Al igual que pasa con los humanos, los insectos también tienen sus alimentos preferidos. Los insectos que son seres vivientes con hambre, suelen encontrar los alimentos a través del olor. Puedes hacer que sea más difícil para ellos localizar la comida mezclando plantas que se protegen a sí mismas y que confundirá su olfato, protegiendo tu jardín. Un ejemplo es poner plantas con olores picantes, los insectos se sentirán confundidos y se marcharán.

Plantas que se protegen a sí mismas

A continuación te voy a facilitar un listado de plantas que se protegen a sí mismas y que gracias a su olor logran confundir a los insectos haciendo que se vayan por otro camino. Así las plantas logran estar sanas y salvas sin que los insectos hambrientos vayan a por ellas.

Incluso si tienes un huerto con verduras y hortalizas y los insectos son un problema, puedes poner estas plantas alrededor para desorientarlas y que dejen a tus verduras y hortalizas tranquilas.

– Albahaca. La albahaca repele a los insectos, sobre todo a los escarabajos de los espárragos y a los gusanos del tomate. Su olor disuade a los insectos por lo que puedes triturar sus hojas y ponerlo junto de tu huerto para evitar la aparición de insectos.

Plantas que se protegen a sí mismas y a tu huerto
– Caléndula. La caléndula también repele a los escarabajos de los espárragos y atrae insectos beneficiosos para polinizar las plantas, por lo que es una buena flor para tener en tu jardín y cerca del huerto.

– La hierba gatera. Esta planta repele a los pulgones, a los escarabajos de los espárragos, a los escarabajos de la patata y a la chinche de la calabaza.

– El cebollino. El cebollino repele a los pulgones y a los escarabajos japoneses. Esta planta también tiende a propagarse rápidamente si la quieres sembrar, por lo que no te faltarían cebollinos en el hogar.

Plantas que se protegen a sí mismas y a tu huerto
– El ajo. El ajo repele a los pulgones, a las polillas y a los escarabajos de la col. La plantación del ajo debajo de las rosas también es buena idea para que las rosas no se infectes con insectos que las puedan matar.

– El rábano picante. El rábano picante repele al escarabajo de la patata. Lo único malo es que es difícil de plantar como cultivo perenne cerca de las patatas, por lo que deberás cultivarlo cada temporada para conseguir buenos resultados.

– Menta. La menta repele a los áfidos, a la polilla de la col y a las hormigas. Necesitarías tener un aerosol con spray de menta para proteger a tus plantas, aunque es eficaz debes hacerlo constantemente. También puedes plantar hojas de menta cerca del lugar donde hay hormigas para que no vayan por dónde no tienen que ir.

Plantas que se protegen a sí mismas y a tu huerto
– Perejil. El perejil repele a los escarabajos del espárrago, pero para que pueda liberar el aroma le ocurre como a la albahaca, debes triturar sus hojas y esparcirlo por el lugar deseado.

– Romero. El romero repele a las polillas, a las moscas de la col y al escarabajo del frijol mexicano.

– Las cebollas. Las cebollas repelen a los pulgones, a las moscas de la zanahoria y a los escarabajos. Si pones cáscaras de cebollas alrededor de las berenjenas los insectos no se atreverán a acercarse.