Poda topiaria ornamental
De formación, de saneamiento, estacional… existen muchos tipos de podas que sirven para mantener nuestros ejemplares sanos a la vez que hermosos, pero ninguna es capaz de otorgar a los árboles y arbustos el encanto que le proporciona la poda topiaria.

Probablemente ahora no conozcas el significado de esta palabra, pero sin duda alguna habrás visto sus resultados en numerosas ocasiones… ¿quieres saber en qué consiste el arte topiario en jardinería y paisajismo? A continuación te contamos más detalles.

La poda topiaria es a menudo considerada como todo un arte en la jardinería, y es que no es para menos teniendo en cuenta que consiste en trabajar los árboles y arbustos de modo que se consigan increíbles formas ornamentales que más adelante te especificaremos.

Poda topiaria ornamental
Este tipo de trabajo no puede realizarse en todo tipo de ejemplares ni tampoco puede ser llevado a cabo por cualquiera, y es que la técnica requiere unas características de base en el ejemplar (densidad, robustez, etc.) así como mucha traza y esfuerzo por parte del ‘artista’, por así decirlo.

Ejemplares más utilizados

Para realizar este tipo de poda se necesitan árboles y arbustos de hoja perenne (verdes todo el año), especialmente aquellos más densos y compactos que cuentan con hojas pequeñas. Entre ellos se encuentra el boj, el Ligustrum (olivillas), la Lantana, la Madreselva, la Hiedra, el Laurel Cerezo o el romero.

Formas

La poda topiaria permite convertir el jardín en un auténtico espectáculo, y es que a pesar de que las formas más comunes como cuadrados, conos, redondas u otros cortes geométricos resultan más sencillos también podemos crear auténticas obras de arte como formas animales o personas (entre otras cosas) para obtener un jardín mágico.

Para ello se suele necesitar un buen margen de tiempo así como varias intervenciones que van desde el mismo recorte de los ejemplares hasta otras técnicas como el uso de muelles y armazones metálicos que guiarán el crecimiento de modo que se consiga la forma deseada.

Ya ves, la poda topiaria puede convertir tu jardín en un mundo de fantasía… ¿te atreves a iniciarte en este nuevo arte?