Podas en árboles cítricos
Todas las plantas, árboles y arbustos necesitan una serie de podas para poder lucir bien y que les saques el máximo partido. Además, dentro de cada grupo de plantas o de árboles se pueden realizar diferentes podas, unas más convenientes que otras según la especie.

Hoy me gustaría centrarme en los árboles cítricos y en los tipos de podas que deben recibir para que su mantenimiento sea el correcto. Los cítricos son árboles de hoja perenne que hay que podar lo menos posible, y los más conocidos son el limonero, naranjo, pomelo o mandarino. Unos se podan más que otros en función de sus necesidades, y el mandarino es el que menos se poda ya que es la especie más productiva.

Poda de formación

Después de plantar el árbol debes dejarlo vegetar libremente durante los dos primeros años, y según vaya saliendo la producción hay que quitarla porque arquea la rama y hace que no siga creciendo. Procura regular las ramas para que puedan tener el mismo crecimiento.

Poda de limpieza

Al llegar a la edad adulta, el cítrico se poda ya muy poquito, así que prácticamente realizaremos solo podas de limpieza. Lo ideal es poder hacer una de estas podas al año para aclarar las ramas y quitar las que ya no se necesiten o las que molesten.

Podas en árboles cítricos

Poda de renovación

También llamada poda de rejuvenecimiento, se da únicamente cuando los árboles han envejecido de forma prematura, sea el motivo que sea. Se trata de hacer una severa poda, dejando el árbol solo con el tronco y las ramas principales, forzando así un nuevo y vigoroso crecimiento. Aprovecha para echar fertilizantes para reforzar el crecimiento, además de otros productos para evitar enfermedades, plagas o malezas.