Pollia condensata, la planta más brillante del mundo
¿Has visto la fotografía? ¿A qué parecen canicas esféricas metálicas y brillantes? En realidad es parte del fruto de la planta africana pollia condesata, que puede presumir de ser la más brillante del mundo, según un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciencies. Se trata de una especie salvaje que crece en las selvas de Tanzania o Mozambique y que refleja hasta el 30% de la luz.

El artículo revela que esta fruta ha conseguido ser el elemento natural con el color más intenso gracias a que las células de la fruta están hechas a base de hebras de celulosa enrolladas que reflejan luz. La distribución asimétrica de estas hebras determina su iridiscencia, de lo que no se conocen otros ejemplos en la naturaleza, ya que el brillo logrado por escarabajos, pavos reales o alas de mariposa, se consiguen a partir de otras estructuras y materiales.

Pollia condensata, la planta más brillante del mundo
Además, los investigadores han descubierto que cada célula individual genera su propio color de manera independiente, lo que origina un efecto pixelado o puntillista, parecido al que consiguen ciertos pintores en sus cuadros y, conforme al grosor de las paredes de celulosa de cada célula, puede reflejar longitudes de onda con reflejos azules, verdes o rojizos. Sin embargo, a pesar de ser muy carnosa, esta colorida fruta no tiene ningún valor nutricional, ya que solamente contiene semillas.

Pollia condensata, la planta más brillante del mundo
Los investigadores del estudio sospechan que el brillo la convierte en un elemento irresistible para los pájaros que, lógicamente, se sienten atraídos por sus reflejos. Sin embargo, no se la comen, sino que la utilizan para decorar sus nidos o impresionar a sus parejas. Interesante, ¿verdad?