Por qué escoger un árbol de Navidad natural
La Navidad estará entre nosotros dentro de muy poquitos días y pronto tendremos que comenzar a decorar nuestros hogares, donde no podrá faltar el árbol de Navidad. Aunque no lo creas, escoger un árbol de Navidad natural es la opción más ecológica, siendo estos más sostenibles y beneficiosos para el medioambiente.

Si pensabas que un árbol artificial era la opción más eco-friendly, ya que ningún árbol natural era talado y puede reutilizarse cada año, estabas equivocado. Lo cierto es que los árboles artificiales están realizados con PVC, material que prácticamente no se recicla, sobre todo si está hecho en forma de árbol de Navidad. Por tanto, la opción más ecológica es comprar pinos o abetos criados y cultivados en los viveros de España.

Materiales perjudiciales para el medioambiente

La fabricación artificial de estos adornos navideños supone la emisión de elementos contaminantes a la atmósfera. Por si fuera poco, los materiales que se utilizan para fabricarlos suelen ser muy tóxicos y perjudiciales para el medioambiente, sin olvidar que el plástico puede llegar a tardar siglos en degradarse.

Por qué escoger un árbol de Navidad natural

La opción más sostenible

El negocio de árboles de Navidad naturales tiene la sustentabilidad incluida en el proceso, lo que quiere decir que cada vez que se corta un árbol, se planta uno nuevo para poder venderlo unos años después. Además, estos árboles contribuyen a eliminar las emisiones de carbono en el ambiente y son fácilmente reciclables tras las fiestas.

Entregar los árboles

Por otro lado, existe la opción de alquilar un árbol natural a alguna empresa dedicada a esto. Ellos los plantan, los cuidan y lo suelen alquilar hasta el 7 de enero, cuando pasan a retirarlo para replantarlo de nuevo. Al parecer, un porcentaje de árboles muy pequeño termina salvándose y continúa realizando su labor natural. Eso sí, si quieres que tu Navidad sea aún más ecológica, decora una planta o un árbol que ya tengas en casa.