Por qué las plantas siguen la trayectoria del sol
¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas plantas siguen la trayectoria del sol? Aunque la pregunta de por qué algunas plantas se inclinan hacia la luz o crecen hacia arriba puede parecer sencilla, la respuesta no lo es para nada. Leonardo da Vinci fue uno de los primeros en preguntárselo aunque no ha sido el único. Sin embargo, ni él ni otros científicos posteriores habían logrado conocer la causa de este fenómeno, hasta ahora.

Un grupo de investigadores europeos han realizado descubrimientos que nos acercan a descubrir el enigma. La respuesta parece tenerla una clase de hormona vegetal llamada auxina. Estos descubrimientos se han publicado en la revista “Nature”.

Aunque hace ya mucho que algunos investigadores habían formulado la teoría de que la responsable debía ser la auxina, hasta ahora no se había logrado saber al detalle su funcionamiento, algo que si han podido hacer algunos científicos del Departamento de Biología de Sistemas Vegetales del Instituto de Biotecnología de Flandes (VIB) y de la Universidad de Gante (ambos en Bélgica).

Por qué las plantas siguen la trayectoria del sol
Estos investigadores han descubierto que la auxina se almacena en sitios específicos y que el transporte de ésta por la planta desempeña un papel complejo pero vital. Por tanto, la auxina se produce en las secciones en crecimiento de la planta y posteriormente se envía a otras partes de la misma donde es necesaria, incluido el tallo. Para que la planta pueda absorber de forma óptima y eficaz los rayos solares, es preciso que el tallo se enderece lo antes posible. Por esta razón se suministra más auxina a la sección inferior del tallo que a la superior, gracias a lo cual la primera crece más rápido y el tallo crece recto. De esta manera, las plantas logran aprovechar del mejor modo posible las condiciones cambiantes de su entorno.

Estos hallazgos podrían tener consecuencias positivas para ingenieros agrónomos y agricultores.