vacaciones-plantas-1

Cada vez más gente toma vacaciones fuera de los habituales meses de verano. No siempre conocemos a alguien que pueda hacerse cargo de mantener nuestro jardín en nuestra ausencia pero sí que podemos tomar algunas medidas para encontrarlas igual de lozanas a nuestro regreso.

Elimina todo lo marchito: Es importarte cortar todas las hojas, flores y tallos marchitos antes de marcharnos. Las plantas que ya han cumplido su ciclo de floración pueden ser cortadas casi a ras de suelo y así consumirán menos agua y nutrientes. De esta manera también estimularemos su crecimiento.

vacaciones-plantas-2

Utiliza algún recubrimiento: Para evitar las pérdidas de agua por evaporación es conveniente cubrir la tierra con paja, corteza de pino triturada, turba o cualquier otro material orgánico. En primer lugar regaremos intensamente y a continuación colocamos el acolchado. De esta forma aguantarán más tiempo sin ser regadas y contendrá el crecimiento de malas hierbas.

vacaciones-plantas-3

Abonar antes de viajar: Salvo que nos encontremos en pleno invierno es conveniente abonar las plantas antes de dejarlas sin cuidados. De esta forma compensamos el exceso de crecimiento que provocará el riego intenso y podrá desarrollarse con los nutrientes necesarios.

vacaciones-plantas-4

Instala un sistema de riego automático: Es la mejor manera de poder ausentarnos sin preocupaciones. En el caso de tener plantas en maceta con grandes necesidades hídricas usaremos una hidrojardinera o, como alternativa, un recipiente con agua comunicado con nuestra maceta a través de un cordón de algodón.

vacaciones-plantas-5

Agrupa las macetas: Aquellas plantas que viven en macetas pero no en el interior es conveniente agruparlas en zonas sombreadas, bajo el follaje de algún árbol.

vacaciones-plantas-6

De esta manera no sufrirán el cambio de ambiente y será más difícil que se produzca la evaporación. En realidad lo que conseguimos con esta práctica es crear un microclima.