Preparar el jardín para el invierno
Siempre que hay un cambio de temporada tenemos que cambiar los cuidados de nuestro jardín y de nuestras plantas para que se adapten cuanto antes y no sufran daños, especialmente cuando llega el invierno y las temperaturas más bajas del año.

Aunque apenas acabamos de entrar en otoño, me gustaría darte ya algunos consejos para cuidar el jardín en invierno para que puedas ir preparándote y conseguir todo lo necesario para que puedas mantenerlo todo en perfectas condiciones. Toma nota:

– Corta los tallos secos de plantas o árboles perennes al nivel del suelo después de cualquier helada para poder arreglar el jardín y remueve también los huevos de cualquier parásito que pueda existir.

– Tritura los restos de plantas muertas para poder hacer un acondicionador de suelo orgánico. Los montones calientes y activos matan las semillas de las malezas y cualquier enfermedad patógena, mientras que los pasivos no lo hacen, así que tira todo lo que te resulte dudo a la basura y no lo utilices para el acondicionador.

– Si las plantas o arbustos tienen follaje enfermo córtalo y tíralo. Después pasa el rastrillo y tira también las hojas que sean muy viejas o que veas que están comenzando a enfermar.

– Cuando lleguen las heladas añade una capa de material orgánico de unos 15 centímetros a la tierra para evitar que aniden los roedores.

– Debes cubrir con pajote los lechos de los perennes y de arbustos con hojas cortadas, lo que protege tanto al suelo como a las raíces de las plantas y no notarán tanto los drásticos cambios de temperatura que hay durante el invierno, especialmente cuando hay heladas.

– Si tienes árboles jóvenes, protege la corteza de cualquier bicho envolviendo los tallos y troncos con malas protectoras.

– Las plantas perennes debes protegerlas colocando pantallas o refugios de paño de sombra, especialmente si son de hojas frondosas. Esto es para protegerlas de las sequías que producen el viento en invierno o el sol en verano.